COMPARTIR

Desde el pasado martes, agentes de la comuna secuestraron 4 autos y 7 motos. Además, se labraron 18 actas de infracción. Los controles continuarán, extendiéndose a distintos sectores de Necochea y Quequén.

Con el objetivo de reordenar la circulación vehicular en las localidades de Necochea y Quequén, un lineamiento primordial desde asumida la gestión del intendente Arturo Rojas y que se venía cumpliendo de manera exitosa antes del inicio de la pandemia, la Dirección de Tránsito comenzó esta semana a organizar nuevos y severos operativos en distintos puntos para normalizar la situación.

Luego de aminorar la marcha con los controles, que se venían produciendo de forma frecuente y diaria en la temporada estival, por tener afectado a gran parte del personal al control de los ingresos al distrito, desde el área que encabeza Julián Corro volvieron este martes a desplegar un accionar simultáneo en el Puente Colgante y en dos sectores claves de la Avenida 59, coordinado por el subdirector del espacio, Mariano Piñeyro.

Como resultado, según indicó el Subsecretario de Ordenamiento Urbano y Fiscalización, Walter Calabretta, ya se llevan secuestrados 4 vehículos y 7 motos, mientras que se labraron 18 actas de infracción por falta de documentación o incumplimientos a las normativas vigentes.

En ese orden, desde el área dependiente de la Secretaría de Gobierno municipal afirmaron que los operativos seguirán realizándose con intermitencia y divididos en dos turnos, uno matutino y otro vespertino, repitiéndose los lugares de control, pero agregando otros puntos en los que se ha visualizado la ejecución de maniobras peligrosas por parte de los conductores.

 

Foto1 y Foto2