COMPARTIR

El accionar se lleva adelante en conjunto con Vialidad de la Provincia de Buenos Aires en las avenidas 42 y 91. Se realizan cebrados con pintura termoplástica y se colocan esferas refractarias para que puedan ser visualizados a la distancia por los conductores.

Sumándose a los trabajos que se realizan desde hace algunos días en las calles internas de la ciudad, la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas comenzó a efectuar tareas para dejar bien señalizados los reductores de velocidad que se encuentran ubicados en las avenidas 91 y 42.

En conjunto con la Dirección de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires, el accionar se centra en el repintado del mobiliario urbano, en formato tipo cebrado, con máquinas termoplásticas, para luego dar paso a la colocación de esferas refractarias.

“Se están señalizando todos los reductores de velocidad en la 91, de 42 a 30; y sobre la 42, desde 75 a 91”, puntualizó Ariel Rodríguez, titular de la Dirección de Servicios Públicos y a cargo de la supervisión del operativo. “Se está haciendo un trabajo de limpieza y pintura que va a permitir que se vean los reductores desde lejos, tanto de día como de noche”, remarcó.

Foto1, Foto2 y Foto3