Obras municipales que cambian la calidad de vida de los vecinos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

En menos de dos años de gestión, y solo contando los trabajos ejecutados con fondos propios, el gobierno local ha invertido su esfuerzo en la ampliación de más de 7 mil metros lineales de las redes de agua potable y cloacas, un kilómetro de nuevos pluviales, la activación de medio centenar de pozos y el vuelco de 10 mil metros cuadrados de hormigón para reparar baches en Necochea y Quequén.

Asumida la decisión política de generar obras que mejoren la calidad de vida de los vecinos, desde su inicio, la gestión del intendente Arturo Rojas ha trabajado incansablemente en la búsqueda de herramientas, la incorporación de maquinarias, la consecución de financiamiento propio y el reordenamiento de las áreas y el personal de la comuna, con el objetivo final de ampliar los servicios básicos e indispensables en los distintos puntos del distrito y asegurar un trato más equitativo e igualitario de cada ciudadano.

Torciendo el rumbo del Ente Vial, que antes de diciembre de 2019 se abocaba de lleno al mantenimiento de los caminos rurales y los accesos a las localidades, y enfocando parte de sus esfuerzos en la reparación de las calles de tierra de Necochea y Quequén, en tan solo 18 meses se logró que el 40 por ciento de las 4 mil arterias urbanas existentes en todo el partido fueran entoscadas, generando un cambio trascendental para cada uno de los habitantes que hoy gozan de ese beneficio.

Basándose puntualmente en los servicios esenciales, el mejoramiento infraestructural que cada barrio ha podido evidenciar en este corto período de tiempo también es otro factor de consideración a la hora de evaluar los resultados de la decisión municipal de trabajar en favor de los vecinos.

Mediante convenios con los frentistas, fueron ampliadas en más de 7 mil metros lineales las redes de agua potable y cloacas, marcando un avance pocas veces visto en cuanto a obras sanitarias se refiere. Además, se construyeron dos colectores de 200 mm en pleno Barrio Parque, sobre la Avenida 10, desde 117 a 123; y en la 119, desde 10 y hasta 42, que posibilitarán anexar redes subsidiarias para que la mayoría de las familias del sector tengan acceso a esta prestación.

En ese camino, con el transcurso de los meses también se pudieron habilitar 14 pozos que estaban fuera de servicio a principios de la actual gestión de gobierno y que, con la construcción de otros nuevos en los barrios Norte, Parque y Aliva; más los que se levantan actualmente en el predio del Hospital Irurzun, en 37 y 82 y en 91 y 58, el distrito contará con la histórica cifra de medio centenar de explotaciones de agua potable activas y, casi en su totalidad, automatizadas, lo que permite controlar su estado y revisar sus valores de modo remoto.

Resaltando que todos los trabajos mencionados pudieron ser completados con fondos propios, asimismo la Municipalidad gestionó con organismos públicos obras complementarias de magnitud en otros puntos del partido. Por caso, las que se ejecutan en la Avenida 91 desde 58 hacia 42 y que llevarán agua corriente a una importante cantidad de hogares que no contaban con este servicio, o las que comenzaron hace apenas días en la 584 y que terminarán por conformar una red cloacal que impactará en los barrios linderos a la ex Raiser y Estación Quequén, a través de un financiamiento de más de 30 millones de pesos.

Según indican los datos demográficos, la ciudad de Necochea tenderá a crecer sistemáticamente hacia el sector sur. En vistas de ello, parte de la planificación del Ejecutivo se centra en consolidar la red de servicios en aquella zona. Así, se lleva adelante una gran obra de desagües pluviales que alcanzará una longitud cercana al kilómetro, con inicio en 101 y 30 y finalización en 107 y 42, brindando una solución definitiva a innumerables anegamientos que se producían en la zona.

Tema aparte, pero no por eso menos importante, es el gran avance del Plan Integral de Bacheo que ya ha logrado distribuir unos 10 mil metros cuadrados de hormigón en las calles más importantes y deterioradas de Necochea y Quequén.

Cumpliendo con un reclamo permanente de conductores y peatones, aún sin contar el impacto que tendrá el Programa de Repavimentación de Calles Céntricas que contempla el hormigonado de un amplio tramo de la Avenida 58, entre otras arterias de circulación masiva, gracias a este esfuerzo por parte de la comuna se han podido completar tareas de envergadura sobre la Diagonal San Martín, las avenidas 2, 10, 42, 59 y Pinolandia en Necochea, y las calles 506, 529 y 521 en Quequén, solo por destacar algunas de las más solicitadas.

Tanto estas como las de cordón cuneta en calle 77 entre 42 y 46, 44 entre 75 y 77, 53 entre 76 y 78, 76 entre 53 y 55, o la tan ansiada Avenida 26 de Juan N. Fernández, que facilitará la accesibilidad a la Escuela Primaria N° 17 de la localidad, son obras que, día a día, van marcando el camino de un Estado que pone por encima de todo a los vecinos del distrito, invirtiendo en mejoras que cambien para siempre la calidad de vida de la gente.

Foto1, Foto2 y Foto3