COMPARTIR

Así lo afirmó María Enriqueta Roullier, presidenta de la Asociación para la Conservación del Parque Miguel Lillo, concretada la reunión con el intendente Arturo Rojas.

Sobre el mediodía de este martes, la Municipalidad de Necochea presentó el Plan Intensivo de Manejo del Parque Miguel Lillo, que prevé la forestación, a través de la plantación de 60 mil nuevos ejemplares en los próximos 7 años, la mejora de espacios y un adecuado mantenimiento, mediante la capacitación de personal y la adquisición de equipamiento.

Antes de presentar el plan, el intendente Rojas se había reunido con un grupo de ambientalistas locales nucleados en la Asociación para la Conservación del Parque Miguel Lillo, acontecimiento en el que estuvo acompañado por el secretario de Planeamiento y Obras Públicas, Ricardo Carrera.

Terminado el conclave, María Enriqueta Roullier, presidenta de la entidad, explicó que “nos reunimos para conocer los proyectos que tiene el municipio y ver de qué manera se pueden coordinar algunas ideas o colaborar en lo que se refiere a todo el perfeccionamiento y mejoramiento del Parque, para que se conserve de la mejor manera”.

En cuanto a los motivos que intranquilizan a los integrantes de la Asociación, la referente afirmó que “nos preocupa el estado de los árboles, por lo que nos interesan mucho los proyectos del municipio en cuanto a reforestación, y estamos viendo de qué manera se puede colaborar en ese sentido”.

Además de conversar sobre el proyecto de reforestación, “nos adelantaron que se va a estudiar el tema de implementar cortafuegos, que no es una tarea tan difícil porque nuestro parque no es tan extenso ni tan importante en dimensiones”.

“Es un tema para tener en cuenta, sobre todo sabiendo que en los últimos años ha cambiado el clima en Necochea: llueve menos y, sobre todo en verano, ha aumentado la temperatura y disminuido notoriamente la humead, lo que convierte al peligro en uno mayor al que había antes”, afirmó Roullier.

Finalmente, y haciendo un llamado a la comunidad, la presidenta del organismo que protege al pulmón verde de la ciudad concluyó que “hoy el parque se usa más, hay presencia humana continua, y analizando un poco los antecedentes de incendio siempre han sido, casi todos ellos, del exterior, han sido provocados intencionalmente, no con la intención de quemar el parque, pero sí por hacer “fueguitos”, y eso también es para tener en cuenta”, terminó indicando.

 

 

SE ADJUNTA AUDIO, FOTO1, FOTO2, FOTO3, VIDEO