La lluvia no terminó de opacar el festejo y las familias disfrutaron de los artistas en las carpas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La tercera jornada del Festival Infantil fue sorprendida por una fuerte tormenta y grandes precipitaciones que hicieron que muchas de las actividades se deban posponer. Aun así, las risas y la alegría de los más pequeños se hicieron sentir en cada una de las obras teatrales que pudieron realizarse en los espacios cubiertos.

La tercera jornada del Festival Infantil había arrancado este jueves con un clima excelente y mucha gente acercándose a la Plaza Dardo Rocha para disfrutar del colorido evento, aunque una inesperada tormenta y algunas lluvias fuertes hicieron que muchas de las actividades al aire libre deban posponerse.

Aun así, las risas y la alegría de los más pequeños se hicieron sentir en cada una de las obras teatrales que pudieron realizarse en los espacios cubiertos, con espectáculos como “Chisperito Show” y “La caverna de los cuentos” en el escenario de la Carpa 1, ubicada frente al Palacio Municipal, y el mágico mundo de “Marbelita”, que desplegó su clásico desparpajo en la Carpa 2, en la otra punta del festivalódromo.

Terminados sus actos, que fueron muy celebrados por el público, el primero de los artistas, un poco agradeciendo al agua que cayó del cielo, celebró: “Pintaba tranqui, se largó a llover, se llenó la carpa y la felicidad fue absoluta. Qué más quiere un payaso que estar en una carpa”, bromeó.

Hablando del significado para los artistas de este evento puramente ideado para los niños y las niñas, el suarense explicó que “es hermoso el laburo que hay alrededor. Este es el sexto año que vengo y desde la primera vez siempre estuve participando del festi. Esta vez, por el factor climatológico, se fue postergando en varias oportunidades, pero al fin se pudo concretar y celebrarlo entre toda la familia”.

Habitualmente, las ocurrencias de Chisperito se pueden disfrutar a lo largo de enero y febrero en la Plaza San Martín, en el corazón de la Villa balnearia. Habiéndose transformado en un habitué de este punto y, a esta altura, en un necochense por adopción, el payaso aseguró estar “agradecidísimo de la oportunidad que se me da”. Y reveló que, aunque “nos distanciamos de la familia unos meses, esta es nuestra cosecha, y siempre re contra agradecido a la Muni que me ofrece un lugar hermoso todos los veranos”.

Otros dos que también disfrutaron a pleno de esta tercera jornada fueron Gustavo Wilson y Rosana de Castro, protagonistas de la segunda de las puestas en escena. “Esta lluvia hizo que la gente se refugiara dentro de la carpa y la convocatoria estuvo muy linda. Disfrutamos un montón y, creo, que el público también”, afirmó “Chula”.

“Lo venimos postergando por el tiempo desde enero y, así y todo, este festival tiene su sello, su fuerza. Me parece que turísticamente puede ser una cosa, y habrá que evaluarlo, pero que la gente de Necochea pueda encontrarse en verano y en estas circunstancias para mí es hermoso y muy valioso”, sintetizó Wilson sobre este evento tradicional de nuestro distrito.

Los artistas, integrantes de “La Subida”, una Asociación Civil que se encarga de llevar arte a los barrios más postergados, volverán a pisar las tablas en la tarde de este viernes, por lo que invitaron a toda la comunidad a acercarse hasta la Plaza Dardo Rocha para disfrutar del cierre de la edición 61ª del Festival Infantil que, además, continuará con el cronograma de espectáculos original, diseñado para despedirse del público hasta el año próximo.

Foto1, Foto2, Foto3 , Audio y Cronograma Jornada 4