La Coordinación de Seguridad se reunió con el GAD para interiorizarse acerca de su accionar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El titular del área, Ángel Vázquez, mantuvo una entrevista con el comisario Germán Satragni, responsable de la fuerza que participa en operativos conflictivos, principalmente, buscando evitar focos de agresión o situaciones amenazantes para los efectivos de otras divisiones.

El director de la Coordinación de Políticas de Seguridad, Ángel Vázquez, mantuvo una reunión con el jefe de la delegación local del Grupo de Apoyo Departamental (GAD), comisario Germán Satragni, con el objetivo de articular acciones y conocer de cerca el trabajo que la división viene realizando en nuestro distrito.

Vale destacar que esta repartición especializada de la fuerza bonaerense se encuentra compartiendo operativos con la Jefatura Departamental -por ende, con todas las dependencias policiales de la jurisdicción-, especialmente en aquellos que derivan de órdenes judiciales, tales como allanamientos, requisas de calabozos, contención de masas y otras situaciones conflictivas, aprovechando su entrenamiento y experiencia para asegurar la resolución del conflicto sin que se produzcan focos de agresión o situaciones de amenaza para los efectivos.

Además, la división está abocado a la tarea de capacitar un mediador, una figura que resultaría de mucha utilidad en el caso de que surgiera algún hecho con toma de rehenes, en los que se debe dar intervención al Grupo HALCÓN, lo que conlleva una demora en la resolución de la situación conflictiva por la distancia que separa a los componentes de esta fuerza de nuestro distrito.

El comisario Satragni, quien arribó semanas atrás desde la ciudad de Mar del Plata para hacerse cargo de la dependencia, informó también que el personal a su cargo se entrena en forma permanente en tácticas de irrupción y en el abordaje de lugares confinados y conflictivos, para lo cual cuentan en la sede del GAD con un mini gimnasio y un sector abierto configurado para esa práctica.


Foto1 y Foto2