El municipio entregó una lavadora y una secadora al Taller Protegido “Sendero de Luz”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El intendente Arturo Rojas visitó el taller donde asisten 39 operarios con discapacidad que trabajan en proyectos productivos, jornada en la que se realizó la entrega de instrumental para el desarrollo de sus tareas.

Con la presencia del intendente municipal, Arturo Rojas, el municipio realizó la entrega de una lavadora y una secadora para el Taller Protegido Sendero de Luz, donde a diario trabajan 39 operarios con discapacidad, desarrollando una importante actividad productiva.

Quien está a cargo como director de la institución que funciona hace más de tres décadas, Mauricio Varela, recibió a la comitiva integrada por el propio Intendente, la Secretaría de Desarrollo Humano, Sandra Antenucci, y la responsable del Área de Discapacidad, Camila Bianchi, destacando que “nos ha visitado el intendente, acercándonos una lavadora y una secadora, que es el proyecto al cual estamos abocándonos en este momento”.

En tal sentido, Varela explicó que “si bien lo nuestro en el Taller Protegido es una imprenta, ahora estamos buscando nuevos rumbos, ya que con el tema de la pandemia mucho de nuestro trabajo se ha digitalizado y por consiguiente hemos perdido algunos clientes, y ahora estamos buscando nuevos horizontes”.

Reveló con respecto a ello que “la actividad básica de la imprenta es hacer sobres, placas radiográficas de los distintos centros de Necochea y bolsas de ropa, pero ahora tenemos que encarar una reforma para instalar la nueva maquinaria y sería un rubro más, porque no vamos a dejar de lado todo lo demás que estamos haciendo, sino que sumamos una actividad más”.

Respecto a la funcionalidad del taller que se encuentra en la calle 52 entre 61 y 63, apuntó Varela que “asisten 39 operarios y en el Taller se les brinda los servicios de desayuno, almuerzo y merienda; vienen de las 7 de la mañana a las 15, aunque a partir de las 13 o 14 algunos operarios comienzan a retirarse”.

Finalmente, Varela agradeció al Intendente y su equipo por los instrumentos recibidos y manifestó respecto a los operarios que “sin ellos nosotros no tendríamos desarrollo. Este es un lugar donde los chicos brindan trabajo protegido, se genera el dinero suficiente para recuperar la materia prima y volver a comprar y generar el hábito del trabajo, que es la esencia del taller: enseñarles el hábito de trabajo para que después se vuelquen en un trabajo formal”.

AUDIO, FOTO