El Intendente estuvo en El Samaritano, hogar que se está construyendo para la gente mayor

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

“Ellos ven la necesidad en la comunidad, al igual de nosotros, de generar un lugar de contención para la tercera edad, y para ello hay que sumar energías” destacó la secretaria de Desarrollo Humano, Sandra Antenucci, quien recorrió y observó cómo van quedando las nuevas instalaciones, que se inaugurarán en diciembre, junto al jefe comunal Arturo Rojas

El intendente Arturo Rojas, en su constante apoyo a las entidades del distrito, visitó el avance de obra del Hogar El Samaritano, que se inaugurará a fin de año y que a partir de marzo funcionará como centro recreativo para la tercera edad.

Tras la recorrida donde se pudo observar cómo van quedando las instalaciones a nuevo, la secretaria de Desarrollo Humano y Políticas Sociales, Sandra Antenucci, señaló que “venimos en diálogo permanente con la comisión directiva del hogar, y la realidad es que el obispado quiere terminar cuanto antes esta obra”.

A su vez, la funcionaria determinó que “ellos ven la necesidad en la comunidad, al igual de nosotros, de generar un lugar de contención para la tercera edad, y para ello hay que sumar energías mediante un trabajo comunitario donde la función del Estado es justamente unir, guiar y acompañar estas voluntades”.

“El municipio no podría llevar adelante una obra de esta envergadura por lo presupuestario, pero sí como gestión podemos colaborar y acompañar, y en ese camino estamos” cerró Antenucci.

Por su parte, Cecilia Gamboa, colaboradora de la institución, expresó que “el trabajo lleva 21 años, siempre a través de la colaboración de donaciones, y ya estamos en la etapa final porque el objetivo es inaugurarlo el 25 de diciembre y ponerlo en funcionamiento en marzo del año que viene”.

Por último, Marta Zubiat, quien donó la vivienda para este fin benéfico, hizo un poco de historia, momento en el que aseguró que “este es el sueño del Padre Francisco Ardanaz, quien quería tener un lugar donde la gente mayor tenga su espacio”. Y siguió: “Este era un depósito que teníamos con mi marido, lo ofrecimos y les gustó; y ahí nomás se conformó una comisión, se empezó con las donaciones, y este año el padre Fernando, más joven y vital, se puso al hombro la causa y por eso la obra está por terminar”.

Junto a Rojas y Antenucci, participó de la recorrida por el lugar situado en calle 65 entre 66 y 68, el responsable de Relaciones con la Comunidad y DDHH, Gerónimo Gallegos.

Se adjuntan video, audio, foto