Cierre de año de Barrio Cultura: “El arte abre algunos caminos que por ahí la educación formal no”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La docente Patricia Cirigliano resaltó que el programa abarca un promedio de 11 barrios y 300 chicos, y que este año además de trabajar con todas las expresiones artísticas pudieron sumar la pata que faltaba con la presencia de una psicopedagoga y una asistente social.

Con un trabajo de campo que lleva casi 10 años y abarca a unos 11 barrios y 300 chicos de la ciudad, se cierra esta semana en la mayoría de sus subsedes el programa Barrio Cultura, con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Humano y Políticas Sociales y las Direcciones de Cultura y Educación.

Uno de los lugares donde se concluyó con la actividad de 2021 es el Envión de Quequén, donde una gran cantidad de niños disfrutaron de actividades a lo largo del año y de un cierre con obras de teatro y acompañados por docentes y funcionarios del Ejecutivo Municipal.

Una de las referentes de Barrio Cultura, Patricia Cirigliano, expresó durante la jornada que “este es un programa que el año que viene cumple 10 años y cada cierre es una nueva sensación. Aquí en el SUM de Quequén se llena de chicos y me llena de alegría y felicidad verles las caritas y que te pregunten cuando vuelven… no hemos terminado y ya quieren volver”.

La docente amplió que “es un proyecto maravilloso con las niñeces, son herramientas fundamentales que tienen que tener, que por ahí a diario no las consiguen porque el arte abre algunos caminos que por ahí la educación formal no los abre, entonces como complemento esto es muy bueno para los pibes”.

Durante el año, Cirigliano sintetizó que “trabajamos principalmente desde el contacto y el vínculo desde todas las disciplinas artísticas: danza, música, plástica, teatro, literatura y cuentos… es todo integral, pero desde la vinculación”, y agregó: “Estamos siempre muy atentos a lo que necesitan y lo que les pasa a los chicos, y para eso tenemos un equipo técnico que nos asiste, este año se pudieron incorporar una psicopedagoga y una asistente social, que era la pata que le faltaba al programa”.

En ese marco, informó que “trabajamos con un promedio de 11 barrios y 300 pibes, porque el barrio es muy fluctuante, ya que a veces pasan dos o tres clases que no vienen y después vuelven, pero es muy importante la afluencia de chicos, y lo que hemos visibilizado ahora es una gran cantidad de adolescentes que nos siguen acompañando por hábito, porque en 10 años se hicieron adolescentes y estamos pensando en algunos proyectos para ellos”.

Asimismo, Cirigliano aseguró que “ya estamos proyectando para el Festival Infantil y para 2022”, y finalmente cerró diciendo que “quiero agradecer a todo el equipo por la entrega total; a la Secretaría de Desarrollo Humano que siempre nos acompaña y a la Dirección de Cultura, la verdad es que nos sentimos acompañados y siempre queriendo crecer y poder llegar a más lugares porque sabemos que es una herramienta indispensable”.

Durante la jornada de cierre de actividades en la sede de Envión en Quequén, estuvieron presentes la secretaria de Desarrollo Humano y Políticas Sociales, Sandra Antenucci; y los directores de Cultura y Educación, Juan Gamba y Mariela Cellerino.

AUDIO, FOTO