Cientos de familias se hicieron presentes en la Plaza Dardo Rocha para celebrar las Pascuas

Las actividades gratuitas organizadas por el municipio para festejar la Semana Santa tuvieron su broche de oro este domingo. Los niños se divirtieron con juegos, talleres y la tradicional búsqueda de huevos, mientras que las presentaciones de “Cumelén” y “Clavija Sachera” cerraron el evento para el disfrute los más grandes.

La celebración de las Pascuas tuvo condimentos muy especiales este año en el distrito de Necochea. Luego de un largo tiempo de pandemia en el que los vecinos no habían podido disfrutar de un evento de esta envergadura, la familia entera se acercó hasta la Plaza Dardo Rocha a lo largo de cada uno de los días feriados de esta Semana Santa, pero en especial en la tarde de este domingo, para compartir un momento de alegría y festejar unida.

Cada una de las actividades que se desarrollaron en el espacio público más representativo de la ciudad cabecera contaron con la organización conjunta de diversas áreas de la Municipalidad y entregaron postales que serán recordadas por mucho tiempo.

Con el sol como principal compañía, el último día de festejos en la plaza estuvo lleno de color y de sonrisas, que terminaron por darle un gusto especial a esta jornada. Los más pequeños, visiblemente emocionados y felices, primero salieron en la búsqueda de huevitos que habían sido esparcidos entre los monumentos más emblemáticos del lugar, que luego intercambiaron por otros más grandes o algunas deliciosas sorpresas.

Una de ellas fue Mía, quien, con una expresión de alegría plena en su rostro, contó que encontró el tradicional objeto justo detrás de un árbol. Su mamá, tras acompañarla hasta el escenario para intercambiarlo por un obsequio, destacó que la pareció “súper divertida para nosotros, y en especial para los chicos, esta experiencia, que es distinta y que agradezco que se haga porque nos hace pasar una Pascua especial”.

Siempre escoltados por una réplica gigante creada desde el área de Cultura y justo antes de que la Agrupación “Cumelén” comenzara a desplegar todo el virtuosísimo de sus danzas folclóricas arriba del escenario, cinco conejos, vestidos con un inconfundible disfraz amarillo, salieron a recorrer el epicentro del festejo repartiendo golosinas a cada niño y niña que se acercaba para tenerlos cerca.

Recorriendo los juegos y talleres que se dispusieron en puntos estratégicos, el secretario de Turismo y Desarrollo Productivo, Matías Sierra, uno de los principales promotores del festejo, expresó su satisfacción por el desarrollo del evento: “es una felicidad que la familia pueda estar disfrutando de esto”, subrayó.

“La idea es trabajar con todas las áreas del municipio para que la plaza se vea distinta, que es un poco el objetivo también del intendente Arturo Rojas. Y hoy lo estamos viendo reflejado con el acompañamiento de los emprendedores, de los food trucks, que nos dan una mano siempre, y de toda la familia que se dio cita a este evento”, analizó el funcionario.

Asimismo, en representación del primer mandatario local, el integrante del Departamento Ejecutivo agradeció a todo el personal que trabajó para darle vida a estas Pascuas y remarcó que, dentro de la austeridad con la que intentan organizarse estos festejos desde la comuna, donde siempre sale a flote la creatividad y el esfuerzo, “también hay mucha colaboración” del sector privado.

“Yo creo que cuando colaboramos entre todos, esto se ve reflejado y plasmado en la convocatoria que hoy tiene la plaza”, afirmó el titular del Turismo, detallando que, si bien “el jueves fue un día laborable para muchos y en el que menos gente hubo, viernes, sábado y domingo la verdad que fueron días de plaza colmada”.

El cronograma de actividades tuvo un cierre de lujo con la presentación de la banda “Clavija Sachera” que desplegó un repertorio folclórico popular que puso el broche de oro al evento y que sirvió para que los más grandes pudieran disfrutar también de una actividad pensada para la familia entera.


Foto1, Foto2, Foto3 y Audio Sierra