Bromatología trabaja para evitar la aparición de los mosquitos transmisores del Dengue

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Se colocan larvitrampas en distintos lugares para, luego, analizar los ejemplares en el laboratorio. Si bien hasta el momento no se ha registrado la presencia de esta especie en el Distrito, recomiendan eliminar recipientes que contengan agua, evitando que se conviertan en futuros criaderos.

El Dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti, cuyo contagio se produce por la simple picadura de uno de esos insectos que haya sido infectado previamente. Si bien en el distrito de Necochea no se ha registrado la aparición de esta especie, desde el área de Bromatología e Higiene municipal insisten en tomar las medidas de precaución adecuadas para evitar su propagación.

“Siempre estamos trabajando con preocupación” con respecto a esta temática, aseguró el subdirector de la dependencia. “Eso significa que estamos colocando larvitrampas -unos frascos donde los mosquitos ponen sus larvas- para, después, llevarlos al laboratorio e identificarlos”, explicó el funcionario.

Asegurando que no se ha detectado su aparición por el momento, el médico veterinario señaló que, de igual modo, “estamos en comunicación permanente con la Zona Sanitaria VIII, que nos guía y perfecciona habitualmente para este tipo de problemas”.

Recordando que no existen vacunas para prevenir la enfermedad ni medicamentos que lo curen, Orofino detalló que la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua, tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad, tal el caso de latas, botellas, neumáticos o bidones cortados, recomendándose desde el área su eliminación. En el caso de que no puedan descartarse, por su uso frecuente, se debe evitar que acumulen agua, dándolos vuelta o vaciándolos frecuentemente.

“Nuestra preocupación es que, a veces, la gente pone recipientes con agua para las mascotas comunitarias, y nosotros no estamos a favor de eso. Primero, no estamos a favor de tener perros callejeros y, en segundo lugar, de poner esos recipientes, porque es lo que está buscando el mosquito para poner la larva”, aseveró el subdirector comunal.

“Aunque se trató de los Culex -los mosquitos “domésticos”-, este año la invasión fue tremenda, al punto de tener que hacer una campaña de fumigación en las plazas y lugares abiertos de Necochea; y lo pudimos controlar bastante bien”, destacó el funcionario, volviendo a llamar a la comunidad a tomar las precauciones del caso.

Foto1 y Foto Ilustrativa