Brindando conocimiento para fortalecer proyectos locales, terminó la primera edición del Programa Emprender

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Fueron nueve los participantes que completaron este ciclo inaugural de once clases, en el transcurso de los últimos dos meses. “Superó nuestras expectativas”, coincidieron algunas de las productoras que ya utilizan la formación adquirida para aplicarla al desarrollo de sus propios emprendimientos.

Impulsado por la Secretaría de Planificación y Desarrollo Productivo, el Programa Emprender nació con el objetivo de brindar conocimientos y herramientas básicas a aquellas personas que se encuentran iniciando un proyecto propio dedicado a la producción de bienes o servicios.

Ya consumada la primera parte de esta capacitación, que tendrá cuatro ediciones a lo largo del año para fortalecer a unos cuarenta emprendimientos locales, algunos de sus participantes explicaron de qué modo los ayudó en el inicio de su camino hacia la autogestión.

Luciana Meldini, arquitecta y creadora de Luma Hand Made, un proyecto que mezcla conceptos del feng shui con la decoración consciente y los fusiona con la naturaleza, afirmó que “no tenía el conocimiento adecuado de todo lo que es el tema económico o de la estrategia de marca, me costaba valorar mis horas de trabajo”; y subrayó: “ahora que estamos finalizando, puedo decir que (el programa) superó mis expectativas porque se centran en todos los problemas que hoy tenemos los emprendedores”.

Este ciclo de formación, que por primera vez en años se realiza únicamente a través de fondos municipales dispuestos a tal fin, se centra en el perfeccionamiento de nociones que ayuden a los emprendedores a desarrollar su idea y terminar de planificar el proyecto, construir su marca, analizar los aspectos contables y legales de su negocio y aprender a comercializar sus productos o servicios.

Al respecto, Jorgelina Pécora, dueña de Monadi Bebés, contó al finalizar la formación: “siento que estoy reiniciando mi emprendimiento, lo estoy empezando de cero, encontré un montón de falencias”, agregando sobre el aprendizaje adquirido que, “si bien mis productos gustan, porque son lindos, me faltaba para que el emprendimiento explote o funcione como debería funcionar”.

Exhibiendo orgullosa sus muñecos, juguetes y muebles que apuntan a conectar con la estimulación temprana, la emprendedora aseguró que, “después del curso, me estoy orientando para encontrar el diferencial y hacer productos amigables con el medio ambiente”.

Semilla es el nombre del creativo emprendimiento “ecoamigable” de Analía Babino, dedicado a la facturación de accesorios hechos a partir de textiles reutilizados. “Para mí fue muy importante porque solo me dedicaba a la parte de la costura y no le daba importancia a la otra parte, aunque era mi ventana para vender”, comenta sobre las herramientas a las que le permitió acceder la capacitación del área municipal de Desarrollo Productivo.

La segunda edición del Programa Emprender tendrá inicio a finales de este mes o durante el transcurso del entrante, apuntando a seguir distribuyendo conocimientos que ayuden a promover el desarrollo y sostenibilidad de nuevos proyectos autogestionados en el distrito de Necochea.

Se adjuntan foto1, foto2 y foto3