Avanza la anhelada obra de arreglo de veredas y accesibilidad en la escuela de Barrio Norte  

Tras la construcción de la nueva vereda y rampas de acceso, la directora de la Primaria Nº 27, Natalia Gallina, señaló que era una obra esperada largamente. “Hace un tiempo atrás teníamos árboles enormes en la puerta de la escuela que nos rompían las veredas, nos tapaban las canaletas y las raíces eran un riesgo para que los chicos se caigan”, manifestó.

En respuesta a un pedido que data de hace varios años por parte de la Escuela Primaria Nº 27 “Vicealmirante Julián Irizar”, ubicada en el corazón de Barrio Norte, y donde también funciona la Secundaria Nº 11 “Evasio Marmetto”, el municipio lleva adelante el arreglo de la vereda para una mayor accesibilidad de toda la comunidad educativa del lugar.

La institución está ubicada frente a la cancha de Mataderos, en la esquina de 41 y 82, donde una de las cuadrillas de Servicios Públicos, dependiente de la Secretaría de Obras Públicas, extrajo plantas que habían provocado la rotura de la vereda. Se hizo el desmonte de la misma, luego se entoscó y compactó para poder hormigonar y realizar una nueva vereda de 1.7 metros de ancho.

Ante el avance de una obra largamente anhelada y postergada, desde la comunidad educativa de la Escuela Primaria Nº 27 expresaron su agradecimiento, cuya directora, Natalia Gallina, señaló que “hace un tiempo atrás teníamos esos árboles enormes en la puerta de la escuela que nos rompían las veredas, nos tapaban las canaletas y las raíces expuestas eran un riesgo para que los chicos se caigan”.

La directiva aseguró que era un pedido que se venía haciendo desde hace mucho tiempo: “La directora anterior de la escuela estuvo sumamente comprometida con esto pero las cosas se van dando de a poco”, resaltó Gallina, para valorar que “se está terminando de armar la vereda y realmente está quedando hermosa, con rampas de acceso desde la calle”.

Incluso, más allá de que debieron extraer árboles para hacer realidad la obra, la directora de la Primaria Nº 27 aclaró que “hablando con integrantes de Obras Públicas nos manifestaban que nos van a conseguir otros árboles para reemplazar, que son los apropiados para colocar en la vereda de la escuela”.

Finalmente, Natalia Gallina estimó que “una vez que se puedan completar las obras de luminaria y señalética y todo lo que corresponde a una institución educativa será un antes y un después”, pero mientras tanto valoró que “las familias y la comunidad educativa, alumnos, docentes y directivos, estamos cada día más contentos con lo que vemos de la escuela, porque se ve linda y con esto ya cambia, ahora falta pintar la fachada para que la escuela vuelva a verse como tal dentro del barrio, y eso le va dar el prestigio que los alumnos, las familias y la misma escuela merecen”.

FOTO