Accesibilidad y encuentro: La Plaza Dardo Rocha se renueva

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Gracias a un doble frente de trabajo, que mancomuna los esfuerzos de la Municipalidad y de la empresa adjudicataria, se levanta la platea de hormigón que irá recubierta con un piso anti golpes para colocar los juegos integradores, se ubica el nuevo mobiliario y se construyen las veredas internas y perimetrales.

La obra de remodelación de la Plaza Dardo Rocha, que forma parte de un plan más ambicioso que tiene por objetivo entregar espacios públicos de calidad para los vecinos de todo el distrito, avanza a buen ritmo y ya son notorias las mejoras y la nueva disposición que se podrá disfrutar una vez culminado el hermoseo de la manzana contenida por las avenidas 58 y 59 y las calles 60 y 61.

Gracias a una doble tarea en simultáneo, las cuadrillas municipales comenzaron a preparar la platea de hormigón que estará recubierta por un piso de goma anti golpes y será la plataforma para los nuevos juegos accesibles que ya fueron adquiridos por la comuna, mientras que los extraídos serán reacondicionados para su uso en otra plaza a definir, posiblemente en el interior del partido.

Por otra parte, en el triángulo definido por la Avenida 59, la calle 60 y la intersección diagonal de la manzana, la empresa adjudicataria de la obra terminó de hormigonar los caminos que recorrerán el paseo y ya se centran en la remoción de las veredas perimetrales, que serán ensanchadas hasta alcanzar una extensión de cuatro metros, con el objetivo de otorgarles accesibilidad.

Además, ya se colocaron las bases de cemento del nuevo mobiliario público, que serán completadas con terminaciones de madera para acabar de configurar los bancos ornamentales, similares a los instalados en los demás trabajos de hermoseo a lo largo de la ciudad; mientras se construyen los soportes que sostendrán a las nuevas luminarias, un total de 33 aparatos con tecnología Led que darán más vida a la plaza por las noches.

Vale destacar que este proyecto abarca también la incorporación de sectores de verdes, con una forestación integradora del paisaje, un área de bebederos, espacios estancos destinados a la recreación y cestos, entre otras cuestiones estéticas que se develarán a medida que se desarrolle el accionar.


Foto1, Foto2 y Foto3