COMPARTIR

Miércoles de cielo parcialmente nublado con neblina en Necochea y Quequén, de alta humedad y muy pesado, en el que reina una aparente calma climática, aunque rige un alerta meteorológico por fuertes tormentas para el sur de la provincia de Buenos Aires.

En ese sentido, se registran lluvias y tormentas aisladas en el sudoeste de la provincia por la mañana, que luego se desplazarían hacia el sureste, afectando este sector, más allá de los 21 grados de máxima que se anuncian con vientos del norte.

En precisión, el alerta lanzado por el Servicio Meteorológico Nacional indica que lluvias y tormentas afectan parcialmente la región, algunas podrían ser  localmente fuertes con ráfagas, abundante caída de agua en cortos períodos, ocasional caída de granizo e intensa actividad eléctrica.

Se esperan valores de precipitación acumulada entre 20 y 40 milímetros, pudiendo ser superados de forma puntual, especialmente en el sudoeste de Buenos Aires.

Estas condiciones comenzarían a mejorar durante la tarde de este miércoles, de oeste a este. Mientras tanto, en el pronóstico extendido se prevé un descenso de la temperatura de cara al jueves, con sólo 12º de máxima y cielo parcialmente nublado.