COMPARTIR

La Dirección de Obras Sanitarias trabajó esta semana en la ampliación de unos 200 metros de la red para llevarle el servicio a una veintena de familias. “Estamos contentos por la ayuda que nos están dando, porque ahora nos tienen en cuenta”, afirmaron los nuevos beneficiarios.

En el marco de los operativos cotidianos que se impulsan desde la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos buscando mejorar la calidad de vida de los vecinos de todo el Distrito, tal como solicita a cada área el intendente Facundo López, en la semana en curso la Dirección de Obras Sanitarias finalizó con la obra de extensión de la red de agua corriente en el Barrio “20 de Septiembre”, en el sector norte de la ciudad.

Gracias a estos trabajos, que comprendieron una ampliación de 200 metros sobre la calle 49, desde la 82 y hacia la 86, casi una veintena de familias ya cuentan con el imprescindible servicio en sus casas.

Contemplando la obra y luego de reunirse con Leonardo Gaitán, titular del área ejecutora, uno de los nuevos beneficiarios, Daniel Romero, aseveró que “es destacable la labor que ha hecho la Municipalidad”, y explicó sobre las viviendas del lugar que “no todas tienen cloacas, agua no tenía ninguna; y esto es muy importante para la salubridad”.

Además, el vecino aseguró que “el beneficio primordial es tener más habitables las casas que nos entregaron y de las que nos hicimos cargo porque se habían dejado de construir, y tener un poquito más de dignidad para vivir”.

Por su parte, Laura Retontaro, otra de las impulsoras para que la obra pueda llegar al “20 de Septiembre”, contó: “Estamos agradecidos, los servicios básicos son necesarios para lo que es la familia. Gracias a Dios llegó el agua y estamos muy felices”.

Hablando un poco sobre la historia del barrio, Romero describió que, en este momento, está habitado por unos 16 vecinos sobre un total de 49 casas que están a medio construir. “Gente trabajadora que hace muchísimos años estaba anotada en el barrio. “Por desidia de las administraciones, tanto públicas como privadas, se fue dejando de lado hasta que nos pudimos hacer de las casas e irlas terminando con esfuerzo propio, ya que no obtuvimos respuesta a niveles nacional ni provincial; la única que hemos obtenido es a nivel municipal”.

Sin dejar de apreciar el cambio que les producirá en su vida diaria contar con el servicio de agua corriente y pensando ya en la manera de colaborar con el municipio para llevarles las cloacas a los vecinos que todavía no cuentan con ese beneficio, ambos coincidieron en destacar que “estamos contentos por la ayuda que nos están dando, porque ahora nos tienen en cuenta”.

 

Foto 1FotoFoto 3 y Audio