COMPARTIR

Surgió en abril de 2009 desde la Dirección de Deportes con la idea de captar chicos de las escuelas, con tan buenos resultados que cambió totalmente la historia de esta disciplina en la ciudad y con un crecimiento sostenido hasta hoy. En la nota aparecen los de ayer, los de hoy y los de siempre: Reflexiones de quien trajo la idea, Prof. Marcos Bertone; de su coordinador de toda la vida, Mauro Cabrera; del director de Deportes actual, Miguel Arana; y de quienes han sido hasta acá las mejores exponentes que le dieron vuelo internacional a la institución, como Ana Farías y Florencia Farnos.

Mauro Cabrera: “Que los chicos transmitan el atletismo de generación en generación es el legado más lindo que podemos tener como docentes».

No fue un abril más y un año más para la Escuela Municipal de Atletismo, ya que cumplió ni más ni menos que diez años de vida desde su creación en el mismo mes del 2009. Desde su coordinador de toda la trayectoria, Prof. Mauro Cabrera, pasando por ambos directores de Deportes (el de aquel tiempo y el de hoy), Marcos Bertone y Miguel Arana, y hasta dos grandes deportistas que dio la institución, como Ana Farías y Florencia Farnos, hubo interesantes y emotivas reflexiones sobre este acontecimiento tan especial y la vigencia de la escuela hoy, bajo la gestión del intendente Facundo López.

“Abril de 2019 para nosotros es un mes y año muy especial porque la escuela cumple 10 años de una tarea muy importante, como es incluir e integrar a los nenes de nuestro distrito en la actividad física. Uno se pone a pensar y son muchos atletas los que se han iniciado, formado y desarrollado a través de una institución municipal”, aseveró Cabrera, quien se mostró por demás agradecido con todos los actores que han colaborado y colaboran con la vida de la escuela: “Sin ellos, estos 10 años no serían posibles”, aseguró.

“Nosotros tratamos de generar un espacio para que la gente pueda hacer actividad física orientada a la carrera, el salto o el lanzamiento, y a edades tempranas es lógico que queremos cantidad de nenes, y  el objetivo nuestro es tener calidad deportiva a lo largo de la vida, que todos estos nenes que hoy se inician en el atletismo, el día de mañana puedan seguir haciéndolo, y que lo transmitan de generación en generación es el legado más lindo que podemos tener como docentes. Hoy por hoy, la escuelita cuenta con 150 chicos”, informó el coordinador.

Asimismo, resaltó la participación internacional que ha tenido la escuela en los últimos años, “de la mano de Ana Farías, Florencia Farnos y muchos velocistas que le dan prestigio, y no es poca cosa para una ciudad del interior de Buenos Aires haber logrado eso, lo cual nos llena de orgullo”, enfatizó, para expresar respecto de Ana y Florencia que “creo que generan un espejo. Las sociedades necesitan referentes, ejemplos a seguir, y nuestra institución es un caso de esos, pero nosotros no sólo tenemos referentes en los resultados, sino también desde lo humano, y eso es lo que a nosotros nos llena de satisfacción y nos da ganas de venir día a día”.

En tanto, Cabrera cerró su recordatorio agradeciendo a las familias de los chicos, “que han confiado y nos han elegido para la actividad física de su hijo; y a la comunidad, que nos respalda diariamente”, señaló, para remarcar también el trabajo en equipo: “Hemos crecido y hoy somos seis profesores trabajando: me acompañan Juliana Jové, Sofía Enciso, Santiago Cabrera y María Luz Gajardo, y a su vez muchos profes que desde su lugar colaboran, como cuando ven en las escuelas a chicos con condiciones, levantan el teléfono y llaman. Para crecer necesitamos un trabajo mancomunado de todas las partes y eso hoy se está llevando adelante, y por ello tenemos más de 150 nenes en la escuelita de atletismo y el anexo en La Dulce”.

Ana Farías: “La Escuela Municipal me dejó un gran amor por el deporte y muchos valores”.

Estuvo desde el inicio de la escuela, y su crecimiento la llevó a ser múltiple medallista en pruebas de velocidad provincial y nacional, lo que le valió participar a nivel continental. Se trata de uno de los mejores ejemplos de la llegada del Estado municipal a los barrios y el desarrollo a través del deporte.

“Inicié las prácticas en el atletismo en 2009, que fue cuando se abrió la escuelita a través de un programa que tenía como fin la difusión, promoción y desarrollo del atletismo, que se acercaba a las escuelas, las invitaba al Polideportivo, se hacía una competencia y se invitaba a los chicos que estuvieran interesados. Me acuerdo que iba a las prácticas lunes, miércoles y viernes y que las mismas se retrasaron porque estaba el tema de la gripe porcina, sin embargo ese mismo año, a pesar de que éramos un grupo muy reducido se pudo competir en Balcarce y también en Necochea, con nuestro primer encuentro en octubre.
Hoy la escuela goza de muchos beneficios ganados con los que nosotros no contábamos antes, en cuanto a material y espacio, hoy podemos encontrar vallas, tacos, partidores, que debería ser lo más común, pero quienes estamos desde aquella primera camada sabemos el valor que tienen esos materiales. Nosotros imaginábamos las vallas, teníamos que hacer un pozo con una palita para poder partir desde una base y realmente fue todo con mucho corazón e imaginación, así que si hay algo que me quedó de la escuela, es que el faltante de un montón de materiales y condicionantes no pueden ser obstáculo para concretar los objetivos”.
A ello, agregó: “Lo que la escuela me dejó fue un gran amor por el deporte, hoy en día elijo seguir en este ambiente, estando en las últimas materias del profesorado de Educación Física. El atletismo a mí medio muchos amigos, cercanos y a la distancia, me acercó a mi familia, me dejó muchos valores, como el compromiso, la responsabilidad, el respeto por el trabajo, no sólo el mío, sino el de los demás; y me hizo conocer muchos lugares, muchos ambientes y personas que son muy influyentes, incluso, he conocido a mis ídolos del atletismo, así que si tuviera que resumir lo que el atletismo me dejó, creo que son las más lindas anécdotas que voy a poder contar de mi infancia, mi adolescencia y espero que de mi adultez, porque realmente construí un gran amor por esto, y todo lo que viví espero poder vivirlo también desde el lado de profesora”.

Florencia Farnos: “La escuela de atletismo es algo muy hermoso para mí, es como mi segunda casa, llego a entrenar y me despejo de todo”.

Llegó a la escuela en 2010 gracias al impulso que le dieron desde la Primaria a la que asistía, y una vez que probó el atletismo no quiso alejarse más. Al igual que Farías, batió récords históricos de velocidad para la ciudad, se colgó un sinfín de medallas a nivel provincial y nacional, y hoy en día está más vigente que nunca.

“Hace ya nueve años que estoy, arranqué desde la escuela donde hice la primaria, nos invitaron a participar de un torneo intercolegial, yo tendría 11 años, y participamos en el Polideportivo, donde estaba Mauro (Cabrera) con otros profesores. Ahí fue donde hice pruebas de velocidad, salto en largo, lanzamiento de bala, y como me fue bastante bien me dieron una invitación donde decía si quería empezar atletismo en el Polideportivo. Fui con un compañero para no ir sola, y me encantó desde el primer día, seguí y quise estar, y acá estoy todavía, muy contenta, no me lo esperaba que fuera tan así, pero pasó, y quién diría que hoy hace nueve años que estoy en una escuela que me hizo participar en muchos torneos. En la escuelita de atletismo crecimos mucho como compañeros y a nivel general, Mauro ha estado y está con nosotros todo el tiempo ayudándonos”.
Ya más emocionada, reveló que “es un proceso de varios años, hemos ido a provinciales, nacionales, sudamericanos y hemos ganado, la verdad es que la escuela de atletismo es algo muy hermoso para mí, es como mi segunda casa, porque voy a entrenar y me despejo de todo, veo el Polideportivo y para mí es algo hermoso, aunque no tengamos la pista de atletismo, para mí es como una pista, estoy muy contenta y quiero seguir estando. Hoy en día estoy intentando continuar con los resultados y seguir proyectando, y a su vez tengo un agradecimiento para la escuela primaria que me involucró en todo esto, y espero que muchos chicos tengan la misma oportunidad con el deporte”.

Marcos Bertone: “Hablar de diez años de la escuela me llena de orgullo. Las gestiones pasan, pero el programa sigue su camino”.

En tanto, quien fuera el artífice de llevar a cabo un espacio municipal para el atletismo en 2009, es el Prof. Marcos Bertone, quien en aquella época era el director de Deportes y en la actualidad es el coordinador de la Escuela Municipal de Natación Adaptada “Todos al Agua”.

«Hablar de diez años de la Escuela Municipal de Atletismo me llena de mucho orgullo, porque en el 2009 cuando asumí como director de Deportes en la gestión de Daniel Molina, uno de los principales objetivos era instalar el atletismo en la ciudad desde el área municipal. Yo era docente del municipio de Lobería en esa época y veía cómo se trabajaba un programa que lo coordinaba Alfredo Zanatta, y cuando asumí me propuse en ese momento traerlo a Necochea. Así fue que Alfredo me contó el programa, lo empezamos a poner en práctica y precisábamos un profesor a cargo, y él me habló de un docente que se encontraba en España trabajando de guardavidas y no dudé en llamarlo: Se trataba de Mauro Cabrera, que en ese mismo mes me respondió y tampoco dudó en venir.
A partir de ese momento empezamos a difundir el programa, que tenía la captación como principal actividad a través de encuentros de atletismo, los cuales llegaban a todas las escuelas, y así se logró que cerca de 5.000 chicos participaran en el primer encuentro, y dentro de esos alumnos que se captaron, salió Ana Farías, quien le dio muchos resultados a la ciudad.
Ya a partir de allí, fue Mauro Cabrera quien se puso la escuela al hombro y en forma desinteresada, porque era más lo que él gastaba de su bolsillo que lo que cobraba como sueldo, y que hizo que desde el municipio se le fueran dando más horas y todo el apoyo, y así fue de gestión a gestión, ya que tampoco dudaron Carlos Rens y Miguel Arana para seguir acompañando este programa. Lo bueno de todo esto es que las gestiones pasan, pero el programa sigue su camino, gracias a los resultados, al empuje de Cabrera que después formó un equipo de profesores, y de los alumnos y sus padres que hicieron posible estos diez años».

Miguel Arana: “El crecimiento ha sido muy bueno”.

Por su parte, el actual director de Deportes, Prof. Miguel Arana, también dejó su reflexión de la Escuela Municipal y su vigencia.

“En estos años el crecimiento ha sido muy bueno, por cuanto se ha aumentado el número de chicos y bajo este requerimiento se aumentaron también las horas cátedra y los docentes de la escuela, e incluso, se ha creado un anexo en La Dulce a cargo de Santiago Cabrera”.

Manifestó a su vez que “gran parte del trabajo fue de Mauro (Cabrera), que fue uno de los gestores de la escuela y ha sido reconocido a nivel nacional, inclusive para ser entrenador a un nivel muy alto”, para agregar que “a medida que hemos tenido mayor participación de chicos en la iniciación, se pudo conformar una Asociación de Atletismo, compuesta por los padres de la escuela municipal, y esto conllevó con el trabajo mancomunado con la Dirección en que se ha mejorado en algunos aspectos que tiene que ver con materiales. Además, hay que destacar la participación de los alumnos en los programas de Provincia, como los Juegos Bonaerenses, e instancias regionales, provinciales y nacionales de la Federación Argentina de Atletismo”.

Se adjunta FOTOVIDEO y AUDIO