COMPARTIR

Tras las nieblas matinales, la temperatura comenzó a levantar y se esperan máximas de 13 grados. Desde esta noche podrían comenzar algunas precipitaciones que durarían hasta el viernes.

Una mínima de 1 grado y algunos bancos de niebla recibieron la salida del sol, que se asomó en un cielo despejado y ayudó para que la temperatura comenzara a mejorar.

Aunque hasta pasado el mediodía la jornada será agradable, con máximas alrededor de los 13 grados y nubosidad variable, por la tarde el tiempo comenzará a desmejorar, los vientos irán rotando al este y el cielo se nublará.

Llegada la noche, las probabilidades de lluvias y tormentas aisladas irán en aumento y los vientos leves o moderados soplarán del oeste.