COMPARTIR

En la madrugada, las ráfagas de viento alcanzaron los 73 kilómetros horarios. Hubo desprendimiento de ramas, algunas calles anegadas y se brindó asistencia a familias afectadas.

Para paliar algunos de los daños que dejó el temporal que pasó en la madrugada de este miércoles por el distrito de Necochea, con ráfagas de viento de más de 70 kilómetros por hora, distintas áreas del municipio mancomunaron esfuerzos dejando resueltas las problemáticas comunicadas por los vecinos.

Desde la Dirección de Espacios Públicos, operativo en el que también participó Tránsito, se trabajó fuertemente para despejar la vía pública por el desprendimiento de tres árboles, uno en Avenida 10 y su intersección con calle 85, y otros dos en la zona de 147 y 46; además de abocarse a la tarea de despejar ramas de gran volumen.

Por el lado de Defensa Civil, las labores también requirieron de mucha dedicación del personal de la comuna desde tempranas horas. “Recibimos llamados por postes caídos de telefonía fija y del servicio de cable, además de otros por árboles y ramas caídas”, sintetizó el titular de la dependencia, Augusto Fulton, sobre el grueso de la actividad.

Además, “trabajamos junto a Desarrollo Social para asistir a unas cinco familias afectadas, a las que se les llevó alimentos y víveres”.

Por otra parte, “tuvimos inconvenientes con calles anegadas en Necochea y Quequén, mientras que, ahora, estamos monitoreando la subida del río”, explicó el funcionario, quien también dejó expresada en números la violencia de la situación climatológica, que todavía mantiene en alerta a las áreas pertinentes: “hasta el momento tenemos 75 milímetros de lluvia caídos y las ráfagas de viento llegaron a los 73 km/h”, detalló Fulton.

 

Foto1, Foto2 y Foto3