COMPARTIR

Se trata de un mercado, ubicado en avenida 59 entre 66 y 68. Tampoco podía vender bebidas alcohólicas.

La Dirección de Control Urbano, a cargo de Julián Zugazúa, procedió a la clausura de un local comercial que no poseía la habilitación municipal correspondiente.

El operativo se desarrolló en Av. 59, entre calles 66 y 68, donde se constató la apertura de un mercado que no sólo no poseía certificado de habilitación sino que no había presentado la documentación mínima para funcionar (Póliza de Seguro de Responsabilidad Civil, Informe Antisiniestral y Final de Obra de Bomberos, Certificado de Saneamiento Ambiental, planos Electrónicos, libretas sanitarias, etc).

Según explicó el funcionario, se constató que se comercializaba bebidas alcohólicas sin poseer Registro de Comercialización de Bebidas Alcohólicas.

«Por esos motivos, se labró el acta de infracción correspondiente y se  procedió a la clausura preventiva del establecimiento», indicó Zugazúa, quién agregó que se contó con la colaboración de personal policial para la realización de la tarea.

Se adjunta FOTO