COMPARTIR

Ante cualquier consulta o caso de intoxicación, se puede llamar al Servicio de Emergencia, como también contactarse con las líneas telefónicas de Defensa Civil de la Municipalidad.

El monóxido de carbono (CO) es una sustancia altamente peligrosa porque no se detecta a través de los sentidos. Es un gas inodoro, incoloro, insípido y no irritante, y se produce por la mala combustión del gas natural, la leña, el carbón o la nafta. En altas concentraciones, puede generar incluso la muerte en minutos.

Por tal motivo, desde Defensa Civil de la Municipalidad, a cargo de Ariel Paniagua, se recuerdan recomendaciones prácticas para día a día.

– Mantener los ambientes ventilados
-No calefaccionar los hogares con hornos u hornallas
-Revisar que la llama de los artefactos sea siempre azul (lo que asegura una buena combustión). Por lo tanto, prestar atención si el color de la llama es amarillento o naranja
-Estar atentos si aparecen manchas negras o decoloración en los artefactos de gas, sus conductos de evacuación o alrededor de ellos
-Controlar los artefactos con un gasista matriculado
-Ante un caso de intoxicación, ventilar el lugar inmediatamente y retirar a la persona del ambiente, no dar alimentos ni bebidas (riesgo de ahogo), llamar al servicio de emergencia (112) o concurrir al Centro de Salud más cercano

Para consultas o emergencias, las líneas telefónicas de Defensa Civil están disponibles las 24 horas, ya sea la fija 42-0501 o la directa 103.