COMPARTIR

Además de traductora y periodista, la literata argentina fue biógrafa de Oskar y Emilie Schindler. “Que el pueblo de Necochea sepa aprovechar las oportunidades, sobre todo al tener una persona tan cauta y coherente en el municipio, que ejerce un padrinazgo de corazón”, afirmó terminada la reunión con el Jefe comunal.

El intendente Arturo Rojas recibió en su despacho a la escritora e historiadora Erika Rosenberg, con el objetivo de entablar una relación más amena y conocer de cerca a la célebre representante literaria argentina.

Terminado el encuentro, la además traductora y periodista contó que pudo coincidir con el Jefe comunal en una entrevista que le realizaron para un medio local días atrás, en la cual “me sorprendió que tenga ideas y proyectos, pero también su forma de hablar, tan directa, sin tapujos. Realmente me pareció de una persona que ejercía el padrinazgo de una ciudad, y no de un político”, señaló la literata.

Gracias a su descendencia y facilidad para interpretar el idioma, Rosenberg tuvo el privilegio transformarse en biógrafa de Oskar y de Emilie Schindler -iniciando con ésta última una gran correspondencia-, lo que le permitió en 2015 ser condecorada por el Presidente de Alemania con la Orden de la Cruz.

“Yo soy historiadora, escritora. Publico mis libros en Alemania, pero no por una cuestión de amor acérrimo a otra patria, que es la de mis padres, sino porque nadie es profeta en su tierra”, relató sobre su vida. Además, reveló que estuvo viviendo más de medio año en Múnich, “donde doy ciclos de conferencias, en el 2019 fueron 220 en total”.

Sobre la entrevista con el máximo mandatario de la comuna, la escritora afirmó que “me interesó la parte humana de él”, mientras terminó rezando: “lo único que pido es que el pueblo de Necochea sepa aprovechar las oportunidades que se le están brindando en este momento, sobre todo al tener una persona tan cauta y coherente en el municipio, que ejerce un padrinazgo de corazón”.

 

Foto1, Foto2 y Audio