COMPARTIR

El Municipio afronta por etapas la falta de mantenimiento de muchos años. Esta semana se pusieron en funcionamiento cuatro de diez pozos que estaban inactivos, al tiempo que se trabaja para optimizar el servicio en diciembre y se apunta a la futura innovación tecnológica que agilice los tiempos cuando hay desfasajes.

Ante el escaso mantenimiento durante años y el trabajo en base a bombas de agua reparadas y no nuevas, la gestión del intendente Facundo López, mediante la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, avanza lento pero a paso firme en la restauración de los pozos, a fin de brindar un mejor servicio en Necochea y Quequén.

Referido al tema, el subsecretario de Servicios Públicos, Arq. Juan Tamburini, detalló que “en la ciudad hay 44 pozos de agua y la semana pasada llegamos a un tope de fuera de servicio, hubo 10 de ellos sin función”, principalmente por problemas de las bombas, pérdida de caudal por caños rotos o alguna llave que no permitía la entrada de agua a la red.

Por este motivo, alegó que con Obras Sanitarias “estuvimos trabajando estas semanas y cuatro de los diez pozos que estaban parados ya están en funcionamiento nuevamente”. Estos cuatro pozos son los ubicados en avenidas 74 y 75; calle 69 entre 18 y 20; avenidas 42 y 75 y calles 528 y 529; mientras que la semana que viene se apuntará a reparar los ubicados en avenida 59 y 86; avenida 98 y 65 y calles 574 y 561. “La idea es llegar al verano sin ningún problema en la red de agua”, señaló.

09-11-foto-tamburini

En cuanto a objetivos del corto plazo, destacó que “se apunta a poner en funcionamiento el total de los pozos, es decir los 44, y vamos a mejorar a través de una licitación de ocho pozos, los cuales en cuatro vamos a colocar bombas nuevas de agua. El problema que teníamos en Necochea era el muy poco mantenimiento y siempre trabajábamos con bombas reparadas”, profundizó.

Esto genera que no entre la cantidad de agua necesaria a la red y ahora con las nuevas bombas de agua en los pozos se va a saber bien la cantidad de agua que puede dar cada uno. Asimismo, recalcó que “con el desfasaje de tensión se nos queman bombas o se detiene el funcionamiento y no podemos generar agua para la red, y nos pasa que alguna noche hay tormenta, se baja la tensión y al otro día recién a las seis de la mañana cuando va un operario sabemos que no estuvo generando agua”.

En ese sentido, comentó que en el largo plazo “queremos refuncionalizar y modernizar los pozos, darle un avance tecnológico al tema y automatizarlo con un aparato que nos permita saber desde una computadora o teléfono celular si el pozo está en funcionamiento o no, y ahí sí mandar a un operario a que verifique”. Aunque será una innovación que “va a llevar unos dos años, ya que hay 44 pozos y para poner este automatizador necesitamos bombas nuevas, y la modificación de todas llevará un tiempo”, puntualizó.

Finalmente, Tamburini remarcó la concientización en el uso del agua, al transmitir que “le pedimos al vecino que tenga cuidado, es un recurso natural que a veces mal utilizamos. Estamos en época de empezar con el llenado de piletas, y el llenado de una es posible que deje a cuatro familias sin agua. En Necochea muchas casas no tienen tanque de reserva y si sacamos agua de la red, la casa queda sin agua; por eso tengamos cuidado, ya que el sistema no está del todo bien y lo estamos tratando de mejorar para llegar a diciembre en perfectas condiciones”, concluyó el subsecretario.

FOTO, VIDEO y AUDIO