COMPARTIR

La Dirección de Obras Sanitarias trabajó ayer en cuatro puntos de la ciudad, restaurando la presión y el caudal para un buen funcionamiento de la red de agua corriente, dando respuestas a los vecinos y tratando de evitar una problemática que aparece en el comienzo de cada temporada estival.

Con un trabajo planificando y para brindar una rápida respuesta a los vecinos, durante la jornada de este jueves 4 la Dirección de Obras Sanitarias trabajó en cuatro puntos de la ciudad, casi en simultáneo, buscando reparar caños maestros que tenían roturas o pérdidas y que reducían el caudal de la red de agua.

Las cuadrillas, coordinadas por el ingeniero Leonardo Gaitán, trabajaron a destajo sobre tuberías ubicadas en las intersecciones de Avenida 42 y 61, Avenida 59 y 30, calles 38 y 65 y calles 4 y 71.

Gracias al intenso trabajo de la dependencia que funciona bajo la órbita de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, desde el municipio se intenta evitar una problemática que aparece al comienzo de cada temporada estival, con la llegada del turismo y la multiplicación de la actividad comercial, y que deja sin agua a algunos barrios de la ciudad.

“Desde el área, realizamos trabajos de este tipo permanentemente y durante todo el año, buscando que la red  no colapse y todos los vecinos cuenten con un  suministro normal”, explicó al respecto el funcionario.

 

Foto 1 y Foto 2