COMPARTIR

Organizado en tres cuadrillas, personal municipal realiza tareas de limpieza en grandes sectores del casco urbano, respondiendo de mejor manera a la demanda de soluciones por parte de los vecinos.

20-12-foto-barrido

 

El nuevo sistema de cuadrillas dispuesto por la Dirección de Servicios Públicos, a cargo de Pablo Bugando, comienza a hacer más eficiente el servicio de barrido en distintos puntos de la ciudad, dando una mejor respuesta a los reclamos de los vecinos y preparándose para la temporada estival.

Divididos en tres grandes grupos –diurno, nocturno y playa- y en una tarea a la que se han sumado los cooperativistas que antes se dedicaban a controlar el estacionamiento medido, el personal del Corralón Municipal incrementó rápida y notablemente el alcance de las tareas de limpieza en diversas arterias y barrios.

Así, parte del trabajo que se había iniciado con el barrido de cordones y badenes en la intersección de las avenidas 59 y 98 fue trasladándose por las zonas aledañas a la primera de las calles, efectuándose por tramos hasta la 74, la 58 y la 42; y culminando hoy con tareas en el Barrio Obrero, lugar en el que además se desmalezaron algunas veredas de lotes o casas deshabitadas, realizando el mantenimiento ante su mal estado o condición de abandono.

“Debido a la cantidad de reclamos por parte de los vecinos reestructuramos el sistema de barrido, incorporando a los trabajadores de las Cooperativas del Estacionamiento Medido. Desde ahora, se trabajará con cuadrillas de barrido diurno, nocturno y playa, intentando ser más eficientes”, explicó Pablo Bugando.

Además, para dar mayor impulso a esta transformación del servicio, se dotó a las plantillas con nuevo y mejor material: “se adquirieron nuevos musolinos, chalecos, conos, palas, escobas y demás equipamiento para mejorar el desarrollo del servicio”, detalló el funcionario.

 

Ver Foto