COMPARTIR

A pocos metros de la Escuela Nº 40, los sumideros funcionaban en muy bajo porcentaje por la obstrucción total de las cañerías, por lo que desde Obras Públicas se le dio prioridad al tema.

Con la coordinación de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, una cuadrilla municipal se aboca esta semana a un recambio de pluviales en Quequén, a pocos metros de la Escuela Nº 40, donde la cañería estaba obstruida por plantas y se generaba estancamiento de agua.

En tal sentido, trabajan de manera conjunta la Delegación Municipal y una cuadrilla especializada en ese tipo de tareas, a cargo de Servicios Públicos.

Precisamente, quien es parte del equipo de Servicios Públicos y capataz de la obra, MMO. José María Flores, explicó los inconvenientes en la zona: “En esa esquina (calle 567) en la cual convergen aguas de las cuatro manzanas y es una zona de tránsito pesado, se están revisando los sumideros, que trabajaban en un porcentaje muy bajo”.

Incluso, manifestó que “al empezar a verificar la cañería nos encontramos con que algunas plantas de la zona aledaña habían obstruido la misma, son caños de 400 de diámetro, por lo que empezamos a levantarlos y tendrán que ser reemplazados”, especificó.

En efecto, Flores argumentó que la obra “es importante porque hay un colegio en la zona, el agua se estanca y hay mucha gente que transita por ahí a pie, y por eso hemos dejado otros trabajos para darle prioridad a esa esquina”.

Se adjunta VIDEO, AUDIO y FOTO