COMPARTIR

Los infectólogos del Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra” lanzaron una serie de medidas dirigidas a la población. “Aquella persona que tenga los síntomas más compatibles y un nexo epidemiológico que se acerque (al nosocomio) para ser controlado por los profesionales”, subrayaron.

Aún sin casos confirmados en el distrito de Necochea, en el marco de las medidas que se están adoptando desde el municipio para prevenir la propagación del COVID-19 (Coronavirus), los médicos infectólogos del Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra” lanzaron una serie de recomendaciones destinadas a la población en general.

Aprovechando el momento en el que se instalaban los nuevos containers sanitarios frente al nosocomio, lugar en el que se recibirá la demanda de quienes se auto perciban con síntomas compatibles, la doctora Belén Irungaray informó que “lo primero es tratar de que el paciente con Coronavirus no ingrese al hospital, que es fundamental para evitar la diseminación”.

Por ese motivo fue que, desde el Estado comunal, se tomó la determinación de instalar los consultorios móviles: “para que la gente directamente concurra a estos lugares para sacarse las dudas y, en caso de ser necesario, serán atendidos y se tomarán las muestras para enviar (al Instituto Nacional de Epidemiología) y confirmar los casos”.

Cabe señalar que, en la situación de que la atención no requiera mayor complejidad, según informaron los especialistas, se les dará un instructivo a los pacientes para que “puedan ser asistidos en sus domicilios: cómo se tienen que cuidar, a qué teléfonos deben llamar si empeora, qué cuidados de desinfección y con los convivientes tienen que tener”.

Además, Irungaray enumeró una serie de recomendaciones preventivas para evitar la propagación del virus:

  • Higiene periódica de manos, con agua y jabón, durante más de 20 segundos; medidas que frena el 90% de las infecciones.
  • Uso de alcohol en gel, con una concentración de más del 60%.
  • Evitar lugares con mucha gente.
  • Evitar saludarnos con un beso.

Por su parte, Alejandro Ferreyra detalló las características del virus. Al respecto, confirmó que “se puede presentar como un cuadro gripal, tos, catarro y fiebre, fundamentalmente”, mientras que “la transmisión es a través de secreciones, por eso hacemos hincapié en el lavado de manos y en el no contacto directo. Es decir: no saludarse si no es necesario, ni compartir aquellas cosas que puedan transmitir secreciones”.

“Tratamos de percibir a las personas para que se auto identifiquen como población de riesgo”, señaló el médico. “Aquella persona que tenga los síntomas más compatibles y un nexo epidemiológico (que estuvo en un lugar donde hay transmisión directa del virus) se acerque para ser controlado por los profesionales”, subrayó.

Además, aclaró que “aquellas personas que tengan sintomatología, pero que no tengan un nexo epidemiológico, no serían pacientes de riesgo, entonces podrían acceder a la atención convencional y no sobrecargar al sistema”.

Finalmente, el infectólogo reveló sobre el daño que puede traer aparejado el virus que “depende fundamentalmente del huésped. Se ha visto que se ha comportado de manera más agresiva en aquellas personas añosas o inmunocomprometidas, diabéticos o enfermos cardiovasculares. En personas más jóvenes ha tenido un comportamiento habitual de un síndrome respiratorio, como la mayoría de las patologías respiratorias que vemos”.

 

Foto1Audio y Video