COMPARTIR

El intendente Facundo López se apersonó en el edificio apenas conocida la noticia del desprendimiento de la losa en el Auditorium. “Más allá del derrumbe, hay que dar tranquilidad a la población: la estructura resistente del edificio está intacta”, afirmó el director de Obras Públicas, Pablo Novara, tras efectuada la inspección. El municipio estaba trabajando en diversas tareas para volver a poner en valor el complejo.

losa-casino-2

 

Producido el derrumbe de una parte de la losa en el Auditorium, el intendente municipal, Dr. Facundo López, volvió a recorrer ayer las instalaciones del Complejo Casino para cerciorarse personalmente sobre el daño sufrido en la infraestructura.

Durante el reconocimiento edilicio, que efectuó acompañado por el secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, Ricardo Asiain, al Jefe comunal se le informó que en el incidente se desprendió el revestimiento exterior que estaba anclado a las vigas, por filtraciones de agua no controladas en su momento, y que la estructura principal no presenta mayores inconvenientes, despejando toda hipótesis de peligro de derrumbe del edificio.

“Por la tarde, se tomaron algunas medidas de vallado y cercado del predio para que la gente no tome riesgos innecesarios al caminar por debajo de la estructura y, en la mañana de hoy, se hizo una inspección conjunta con un ingeniero y un arquitecto municipal”, explicó el director de Obras Públicas, Pablo Novara, sobre las acciones desplegadas por parte de la comuna.

“Más allá del derrumbe, hay que dar tranquilidad a la población: la estructura resistente del edificio está intacta” afirmó el funcionario, quien continuó dando a conocer que “el sistema constructivo, el ‘alma’ del edificio, sus columnas y vigas, están en buenas condiciones. La losa es un revestimiento prefabricado que va anclado por medio de perchas metálicas a esa estructura principal”.

 

Sobre las causas del desprendimiento, Novara manifestó que “hubo filtraciones de agua durante años, que no fueron controladas en su momento. Esto produjo la oxidación de las perchas y, al cortarse uno o dos bulones, lo que produjo fue una caída en cadena, arrastrando toda la estructura”.

“La estructura no presentaba patologías de rotura y filtraciones, pero no se alcanzaba a ver la totalidad porque es un bajo techo de 50 centímetros de alto, prácticamente a oscuras”, detalló el director sobre las condiciones previas al derrumbe, pero “hoy, con la inspección, pudimos conocer cómo era el sistema constructivo del edificio”.

Con respecto a los trabajos que habían iniciado las áreas municipales para reconstruir el Auditorium, por pedido del propio Jefe comunal, Novara enumeró que “se habían comenzado a hacer tareas de reparación en lo que es tapizado de sillas, recambio de vidrios, arreglo en general de iluminación, artefactos sanitarios y pérdidas de agua”.

Finalmente, el director de Obras Públicas dejó un pedido para la población: “Solicitamos que no circulen por debajo de la losa hasta tomar una resolución definitiva de los trabajos a realizar”, ya que en el lugar “hay unos vallados preventivos, pero cuando se hizo la inspección había gente transitando”.

 

Foto 1, Foto 2 y Audio