COMPARTIR

El abogado, letrado patrocinante de los afiliados en el juicio de Amparo que busca contrariar la medida, estuvo acompañando a los representantes de la Asamblea de Jubilados y Pensionados de Necochea y Quequén en la conferencia de prensa que se realizó esta mañana en el hall del primer piso del municipio.

Además de anunciarse la instalación de una “Carpa de la Resistencia” como símbolo de lucha ante el cierre del Centro de Atención Personalizado de Pami en Quequén, en la conferencia de prensa que ofrecieron los representantes de la Asamblea de Jubilados y Pensionados de Necochea y Quequén se pudo conocer cómo avanza la causa judicial que busca contrariar la medida.

Informando sobre la cuestión legal, el Dr. Diego Quintana, quien patrocina a dos afiliados en el juicio que se inició contra la Resolución Nº 225 del PAMI, expedida en febrero de este año y mediante la cual se resuelve el cierre de esta sede conjuntamente con otras ocho en diferentes puntos del país, reveló que “el expediente del juicio de Amparo que tramita en el Juzgado federal local está a sentencia”, lo que significa que el juez interviniente ya tomó el caso y está a poco de firmar su decisión.

Al respecto explicó que la medida cautelar que imponía la reapertura de la sede es una disposición que “trata de prevenir que el objeto del pleito desaparezca”, mientras que la sentencia del Amparo “es esa medida cautelar, pero para siempre. Es decir, para que no cierre más”.

Además, indicó que “si el PAMI no reabre, seguramente va a haber sanciones de otra naturaleza”, y que en el expediente se pide al magistrado que analice “si los funcionarios intervinientes incurrieron en el delito de desobediencia al no cumplir con la resolución que los obligaba”.

“Seguramente va a haber apelaciones. El PAMI va a ir a la Cámara, y de la Cámara a la Corte, ‘pero el gol ya entró en el ángulo’”, afirmó sobre el futuro de la causa.

En medio de la conferencia, Quintana se tomó el tiempo para resaltar la “perversidad” de la Resolución Nº 225, al subrayar que “cierran nueve centros muy pequeños y alejados unos de otros, donde la gente no se puede defender”.

Y agregó, destacando la lucha de los jubilados de nuestro distrito, que “el único que aguantó es Quequén”, y que “la razón no es solamente legal, sino que es por la decisión política y sindical, y el empuje de la Asamblea para sostener esta situación”.

Finalmente, y luego de que el presidente de la agrupación que nuclea a los adultos mayores leyera el acta declaratoria que anunció la medida de fuerza, el abogado afirmó que “un acto de salud no es solamente encontrar al médico y los remedios, sino que hay que conseguir esas dos cosas con las obras sociales como intermediarias. El jubilado tiene que ir al Pami, hacer el trámite, presentar los papeles, todo lo que conocemos”.

“Esa situación es una parte del acto de salud. Si Quequén cierra, los afiliados tienen que viajar cuatro kilómetros hasta Necochea, lo que quiere decir que esta resolución afecta el derecho a la Salud del jubilado”, concluyó Quintana.

 

Foto1 y Audio