COMPARTIR

Distintas áreas del municipio trabajaron para devolver el brillo a esta histórica estructura, enclavada en el corazón de una de las manzanas de la Plaza Dardo Rocha.

A fines de la pasada semana, distintas áreas municipales mancomunaron esfuerzos para devolver el brillo al Monumento al Centenario de Necochea, una estructura histórica que se encuentra enclavada en la Plaza Dardo Rocha, sobre la manzana comprendida por las avenidas 58 y 59 y las calles 57 y 60.

En la edificación se realizaron tareas de pintura y acondicionamiento, mientras se restauró una de las letras que evocan el recordatorio, que se había desprendido en una limpieza anterior.

Este tipo de tareas corresponden a un plan estratégico que coordina Planeamiento, área que funciona bajo la órbita de la Secretaria de Planeamiento y Obras Públicas, y en el que participan también el Corralón municipal y la Dirección de Cultura, a cargo de Juan Gamba.

Al respecto, el artista Ariel Espósito, empleado de la última de las dependencias y encargado de los pasos administrativos previos y la materialización de algunas de las restauraciones, explicó que “es un trabajo que venimos haciendo desde hace cuatro años, con gente de Planeamiento que está interesada en la restauración y recuperación de los monumentos y esculturas de la ciudad”.

“Es una tarea compleja porque tenemos que coordinar con varias áreas del municipio, que tienen mucho trabajo, y conseguir los materiales”, afirmó.

Mientras se trabaja para que vuelva a funcionar el sistema de agua en cascada en el monumento, Espósito también manifestó que “hay un plan de restauraciones que ya veníamos trabajando, pero al que le estamos poniendo más energía y nuevas miradas con el inicio de esta nueva gestión”

Y específicamente sobre su tarea: “yo me encargo de una parte administrativa, relevamiento de monumentos, fotografiar las condiciones y ver qué forma de restaurar conviene para cada caso. Si son restauraciones chicas las hago yo en el taller, y si son más grandes vemos de qué forma hacerla”, reveló el agente de Cultura.

 

Foto1, Foto2, Foto3 y Audio