COMPARTIR

Fueron diecisiete los alumnos que culminaron la capacitación dictada de manera totalmente gratuita en el Polo Productivo Municipal, con el objetivo de seguir brindando herramientas que posibiliten una rápida salida laboral.

Esta mañana, en el Salón de Actos municipal, el intendente Facundo López entregó los certificados de fin de curso a los alumnos que realizaron durante los últimos cuatro meses una capacitación en Carpintería en Aluminio que se dictó, de forma totalmente gratuita, en el Polo Productivo, gracias al esfuerzo y la organización de la Subsecretaría de Producción de la comuna, área que encabeza Leonardo Ruggiero.

En la pequeña ceremonia, los diecisiete egresados fueron pasando al frente para recibir de manos del propio mandatario su diploma, fruto de una actividad en la que pudieron formarse dos veces a la semana, en clases que tuvieron una duración de dos horas cada una.

“Lo más importante es poder haber brindado herramientas que les posibiliten una salida laboral, sobre todo en la situación por la que estamos atravesando en este momento”, destacó Facundo López antes de comenzar la entrega.

En su discurso y luego de agradecer al área de Producción por “estar pensando siempre en lo que se puede crear o conseguir para poder insertar más personas al mercado laboral”, el Jefe comunal destacó que esta capacitación “sirve tanto para un emprendimiento propio, como para poder trabajar en algún negocio del rubro; y permite ‘pelear’ con otras herramientas cuando vayan en busca de un empleo”.

Por su parte, el subsecretario Ruggiero destacó el trabajo de Iván Rodríguez, quien estuvo a cargo de la formación, y explicó sobre la entrega de diplomas que “les entregamos un certificado para que tengan un aval del conocimiento que han adquirido, y eso les sirva para poder ir en busca de su futuro”.

Muy conforme con el desarrollo de la actividad, el capacitador de este ciclo afirmó que “la idea estuvo muy buena”, agregando sobre su contenido que “fue un curso básico pero productivo, en el que los alumnos aprendieron sobre los elementos de seguridad, las distintas herramientas, y pudieron armar ventanas corredizas y puertas balcón”.

“Más allá de que la rama del aluminio es bastante amplia, pudieron aprender cada uno de los perfiles y conocer la base de este oficio, que siempre es una herramienta para ‘zafar’ en un momento complicado”, indicó Rodríguez.

Con el diploma en sus manos, los egresados se mostraron muy contentos y agradecidos por haber formado parte de esta nueva propuesta del municipio, y no quisieron dejar de destacar la atención recibida por parte del personal del Polo Productivo, con quienes compartieron cada hora de su capacitación.

 

Foto1, Foto2, Foto3 y Foto4