COMPARTIR

Coordinadas por la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, y en un trabajo planificado que atiende situaciones prioritarias, las cooperativas San Martín I y II avanzan en la limpieza y desobstrucción de los drenajes en distintos puntos de la ciudad. Hoy trabajaban sobre calle 72, en sus intersecciones con 77 y 79. Piden concientización a los vecinos.

Que las bocas de tormenta estén en buenas condiciones es una labor imperiosa para evitar futuros anegamientos en las calles, ante la caída de alguna lluvia copiosa. Atendiendo esta necesidad, desde la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Necochea, se presta especial atención a una planificación anticipada de este tipo de tareas coordinándolas con las de barrido y limpieza de las calles, brindando una asistencia integral y efectiva en lo concerniente a la Higiene Urbana.

Parte de esta tarea es efectuada diariamente por las cooperativas San Martín I y II, que afectan parte de su plantilla permanente a este tipo de trajín y que, esta mañana, efectuaban el mantenimiento de los drenajes ubicados en las intersecciones de calle 72 con 77 y 79.

“Hace 9 años que está conformada la cooperativa. Somos 16 integrantes, todos varones, y nos organizamos entre nosotros según el trabajo que se presente”, cuenta Pablo Gigena mientras saca residuos de uno de los sumideros.

Los integrantes de la “San Martín” también hacen el reparto de leña en distintos hogares del Distrito, una actividad esencial para que distintos vecinos con bajos recursos económicos puedan mantener calefaccionadas sus viviendas. “Nos vamos manejando para estar donde haya laburo”, afirma el cooperativista.

A punto de concretar los trabajos en el lugar y luego de haber realizado similares tareas recientemente sobre las avenidas 58, desde la 75 y hasta la 91, y 75, entre 74 y 98, Gigena comenta cuál es la respuesta que reciben por parte de los vecinos: “Venimos limpiando estas bocas, una tarea que hacía muchísimos años que no se hacía”, entonces “la gente se acerca a ver qué necesitamos o también para acercarnos alguna demanda, pero generalmente nos agradecen”.

La planificación de la limpieza de las bocas de tormenta se va organizando atendiendo prioridades y según la suciedad que se presente en los distintos sectores, pero sin pausa desde diciembre de 2015, apenas asumida la gestión por parte del intendente Facundo López.

En vistas de esta situación, el Arq. Juan Tamburini, subsecretario de Servicios Públicos y encargado de la coordinación de las actividades, reiteró su solicitud a la comunidad, pidiendo colaboración con los arduos trabajos que benefician a todos los vecinos: “pedimos prestar especial atención a la limpieza de sus veredas y evitar depositar desperdicios en las bocas de tormenta”.

 

Foto 1, Foto 2 y Foto 3