COMPARTIR

Ayer por la noche se reparó un caño maestro que había sido afectado por una conexión clandestina. En la mañana de hoy, las cuadrillas trabajaron en la extensión de la red de agua en varios puntos de la ciudad.

Dependiente de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, las cuadrillas de la Dirección de Obras Sanitarias no detienen sus labores y redoblan esfuerzos para mejorar los servicios de agua corriente y cloacas en cada barrio de la ciudad.

En la noche de este miércoles 22 y mediante un rápido accionar, uno de los equipos del área trabajó en la reparación de un caño maestro en la intersección de calles 36 y 97, elemento que se había visto perjudicado por una conexión clandestina. Reparada la falla, el caudal y la presión se normalizaron en la zona y el servicio no se vio afectado.

Asimismo, en la mañana de hoy y con la supervisión del titular del área, Ing. Leonardo Gaitán, los operarios se abocaron a tareas de ampliación en la red de agua. Por un lado, se extendieron 60 metros de cañería sobre la calle 40 y en su intersección con 105; tarea de similar envergadura a la que se realizó en 38 entre 91 y 93, cumpliendo con la solicitud extendida por los habitantes del lugar a través de los expedientes correspondientes.

Cabe destacar que mientras que se realizaban los trabajos de zanjeo, una de las cuadrillas detectó una conexión clandestina en el cruce con 93, por lo que se procedió al anulado de la misma, solicitándose al vecino la regularización de la situación ante el municipio y la adquisición de los materiales para poner en regla la obra.

Finalmente, otra cuadrilla realizó un recambio de cañería en calle 36 entre 89 y 91, normalizando la situación en la red y quitando tuberías que no eran aptas para el buen funcionamiento del servicio.

 

Foto 1, Foto 2 y Foto 3