COMPARTIR

Defensa Civil asistió a vecinos de 541 y 538 y trabajó con Bomberos y Prefectura, con el resultado positivo de que no hubo heridos. Hubo varios focos de incendios más, pero todos controlados.

Notable accionar en conjunto de Defensa Civil en las últimas horas con Bomberos de Quequén y Prefectura, a fin de sofocar un fuerte incendio que se registró en 538 entre 541 y 543. Se trataba de un monte de eucaliptos con seis viviendas cerca, aunque lo positivo es que no hubo heridos.

Desde su trabajo como titular de Defensa Civil municipal, quien dio mayores aspectos del siniestro fue Ariel Paniagua, quien además enumeró varios focos de incendio más en la jornada de ayer, tanto en Quequén como en Necochea, pero ninguno tan intenso como el de calle 538.

“Recién ayer se pudo neutralizar el fuego que había empezado con bastante anterioridad”, relató Paniagua, y continuó describiendo que “el siniestro fue en una zona medanosa, en 543 y 532”, aunque después se hizo más intenso en 538 y 543, casi dos manzanas de médanos y pasturas.

Paniagua rescató que lo importante es que “no hubo heridos ni lesionados”, resaltó el accionar de dos dotaciones de Bomberos de Quequén y la presencia de Prefectura, que dio una gran mano. A su vez, personal de Defensa Civil asistió a los vecinos y constató de que no hubiera lesionados.

Acerca de la zona más recia, Paniagua narró que “era un monte de eucaliptos con seis viviendas cerca. Estuve con vecinos de la calle 541 y con otros de 538, y estaban contentos por el accionar de ambos cuarteles”, al tiempo que indicó que “también se prendieron cuatro montes más”, como asimismo un incendio en 508 y 517 (frente a UNICEN) y otro en un pastizal grande del Barrio San Martín de Necochea. En cada uno de los casos, las llamas y la humareda fueron bien controladas.

En el caso del incendio cercano a UNICEN, de 502 a 508 y de 517 a 521, fue importante el aporte de la Subsecretaría de Protección Ciudadana, a cargo de Daniel Verga, que sumó personal y dos móviles motorizados que ayudaban con las llamas que devoraban las pasturas.

“Cabe destacar la tarea mancomunada y la sumatoria de servicios”, subrayó el titular de Defensa Civil, quien señaló además que “la guardia apostada del 103 permanece alerta las 24 horas”.