COMPARTIR

Las llamas se iniciaron alrededor de las siete de la mañana en un baldío de 510 y 541, donde la imprudencia de algunos vecinos al prender residuos hizo que debieran actuar tres dotaciones de bomberos, Prefectura y Defensa Civil, y nadie resultó herido afortunadamente.

En un notable operativo conjunto entre Defensa Civil de la Municipalidad, Bomberos de Quequén y personal de Prefectura, se logró sofocar un incendio de gran porte que se generó este martes desde temprano en Quequén, precisamente en la manzana de 510 y 541.

Cercano al alcance de las llamas había cuatro viviendas, aunque Ariel Paniagua de Defensa Civil se encargó de aclarar que “gracias a Dios el fuego no alcanzó las propiedades, aunque llegó al límite de una de las casas”.

Comunicó también el funcionario que “el incendio se generó temprano a raíz de vecinos sin precaución que incendiaron residuos en un baldío, debajo de una zona medanosa, lo que derivó en que se prendieran gomas y colchones”.

“Los vecinos trataban de apagar, pero rápido dimos intervención a los bomberos. Tres dotaciones del cuartel de Quequén se hicieron presentes, y se contó con la invalorable colaboración del personal de Prefectura con un camión, al tiempo que brindamos asistencia a los vecinos”, relató.

También, Paniagua detalló que “las llamas habían alcanzado una parte de tamariscos secos y pasturas, así que decidimos evacuar a los vecinos, aunque gracias a Dios las llamas no alcanzaron las propiedades y pasado el mediodía cesó el peligro”.