COMPARTIR

El pasado domingo se desarrolló una nueva edición de Jardines Contemporáneos, una propuesta que convoca a artistas plásticos para intervenir las fachadas de las instituciones. Además, se mostraron los trabajos para recuperar las piezas y documentos que forman parte del patrimonio del área.

La tarde del domingo fue especial para el Área de Museos municipal. Es que, para cerrar el año, personal y autoridades de la dependencia se abocaron a organizar un evento que nucleó diferentes actividades y que congregó a una gran cantidad de público.

Durante la jornada se presentaron los trabajos de mantenimiento y preservación realizados sobre cada una de las piezas expuestas y que vuelven a poner en valor el patrimonio de los museos Histórico Regional y de Ciencias Naturales, ambos enclavados en pleno corazón del Parque Miguel Lillo; además de explicarse las tareas que buscan conservar los documentos del Archivo Histórico.

“Se mostró todo el procedimiento que se llevó a cabo durante los últimos cuatro años para conservar las casi 18 mil piezas”, que hacen la patrimonio de las instituciones, según indicó su titular, Mariano Colombo.

También se explicaron los procedimientos que llevaron a la construcción de las salas de guarda, lugar en el que se mantienen intactas estas piezas para que puedan ser disfrutadas por las generaciones futuras, y todo el proceso para revertir las malas condiciones en que se encontraban.

En cuanto a los documentos del Archivo Histórico, “se mostró todo el proceso de puesta en valor, con la construcción de su sala de guarda y la compra estanterías y materiales de conservación específicos para documentos en formato de papel”.

El punto más colorido de la tarde se vivió con la inauguración de la segunda edición de Jardines Contemporáneos, una propuesta que convoca a destacados artistas plásticos para dar intervención sobre la fachada de los museos, haciéndolos más amigables y atractivos para sus visitantes.

Sobre ello, Colombo detalló que “es una acción de puesta en valor edilicia”, y agregó: “el año pasado se recuperó el frente del Museo, la fachada, y parte de la misma fue intervenida, sin alterar el aspecto patrimonial, con actividades de artistas plásticos, para darle vida a un lugar que ahora está siendo utilizado como un paseo nuevo en el área exterior”.

Vale destacar que estas obras, que están iluminadas, pueden ser visitadas por el público con entrada libre y gratuita, y son un nuevo atractivo para convocar a toda la comunidad a recorrer las instalaciones de ambos museos que, de a poco y gracias al esfuerzo de todo el personal que trabaja diariamente para recuperarlo, se ha vuelto a transformar en un orgullo para toda la ciudad.

 

Foto 1, Foto 2, Foto 3 y Foto 4