COMPARTIR

Fue instalada en el pozo de 91 y 4, para reforzar el caudal en la Villa Balnearia. En Quequén, además, se colocó un dispositivo en el pozo 28 para que la bomba pueda reiniciarse ante algún inconveniente eléctrico. “No estamos teniendo problemas de presión en la ciudad”, afirmó el Ing. Leonardo Gaitán, subdirector de Servicios Públicos.

24-01-FOTO-Tablero-agua
Tablero reacondicionado en el pozo 28 de Quequén.

Ya está funcionando la nueva bomba que servirá para alimentar la red de agua en la zona de la Villa Balnearia y reforzar el caudal actual, trabajo requerido por los vecinos y que viene a cubrir una problemática de antaño en la zona costera.

A las obras de reparación y mantenimiento del sistema, que comenzaron apenas iniciada la gestión del intendente Facundo López y que continúan incesantemente buscando reconstruir una infraestructura abandonada en el tiempo, se le suma ahora la incorporación de esta nueva bomba, colocada en el pozo ubicado en la intersección de calles 91 y 4.

El implemento, que ya está conectado a la red, “está alimentando la zona playa y reforzando un poco más las otras bombas que están cercanas a la zona balnearia”, enunció el Ing. Leonardo Gaitán, subdirector de Servicios Públicos.

Además, y con respecto a otro trabajo que realizaron desde el área municipal en Quequén, el funcionario explicó que “en el pozo 28 teníamos un problema eléctrico en un tablero”. En ese lugar, “se colocó un térmico y un automático para que la bomba, cuando se apagara por algún problema eléctrico de la red, se pudiera reiniciar sola sin que tenga que ir la guardia eléctrica a ponerla en servicio”.

La red de agua local, que se había visto con algunos problemas de presión apenas comenzada la temporada estival, sobre todo por una desacertada utilización del recurso, viene mostrando un normal funcionamiento y mejorando periódicamente. “Estos días que no fueron muy calurosos la presión del tanque subió mucho”, reveló Gaitán, quien además indicó que “no estamos teniendo problemas de presión en la ciudad, eso está claro” y para ello es importante “el tema de que no se está derrochando agua, no se está tirando con mangueras ni llenando piletas”.

Para reafirmar este concepto, el subdirector municipal reveló que esta madrugada se tuvo que detener el funcionamiento del pozo 1, ubicado en el Tanque de Aguas Corrientes, para evitar un sobrepaso de presión en la red. “Eso deja bien en claro que no pasa por un problema de faltante de agua sino por el consumo excesivo que estamos teniendo, y que estamos mencionando ya hace tiempo”, finalizó.

 

Foto Audio