COMPARTIR

Afirmaron los principales actores del sector pesquero local, contestando a los rumores generados por la merma de la actividad debido a las malas condiciones climáticas. La mejora del tiempo “va a permitir que vuelvan a salir las lanchas para traer materia prima” y “volver a tener el caudal de gente que estaba trabajando hasta hace dos o tres días atrás”, afirmó el coordinador de Pesca municipal, Alejandro Jacín.

04-11-foto-pesca

 

Ante los rumores por la merma en la producción de las lanchas que llegaron de Mar del Plata para trabajar en la temporada de anchoíta en nuestras costas, representantes de los distintos sectores laborales beneficiados por la reactivación de la actividad respaldaron las gestiones del municipio para hacer realidad el arribo de la flota a Puerto Quequén y afirmaron que el trabajo volverá ni bien mejoren las condiciones climáticas.

Efectuando una evaluación de lo que significó la cristalización de las gestiones por parte del municipio, Alejandro Jacín, coordinador de Pesca comunal, afirmó que “para nosotros ha sido más que positiva” y explicó sobre el estancamiento de la actividad que “lamentablemente, por las condiciones del clima, (las lanchas) permanecen amarradas. Obviamente que todos quieren salir a trabajar. Supuestamente, mañana mejoraría el tiempo lo que, por ahí, va a permitir que vuelvan a salir para traer materia prima y que vuelva a estar el caudal de gente que estaba trabajando hasta hace dos o tres días atrás”.

Además, Analía Morino, asesora gerente de Engraucoop, la fábrica recuperada por sus empleados y que procesa el pescado en su planta, comentó que las tareas de fileteado continúan activas: “están trabajando las chicas que están en la cooperativa y algunas más. Es debido al mal tiempo que las lanchas no han podido salir para capturar más anchoas, pero la temporada no se ha cortado para nada. Las lanchas siguen estando acá en Puerto, asique estamos a la espera”.

Luego de desatacar la reciente entrada de dos camiones de sal y explicar que continúan a la espera de más materia prima, Morino especificó que en la planta actualmente están trabajando unas 60 personas, número que varía de acuerdo a la demanda existente, realizando tareas de “fileteado y envasado”; y finalizó subrayando sobre la merma del producto: “Esto no es culpa de nadie, ni del Intendente ni de Engraucoop, simplemente del clima. Contra la naturaleza no se puede”.

Por último, Raúl Peralta, uno de los estibadores con mayor trayectoria en el Puerto, tras agradecer “de parte de la gente de la banquina” a las autoridades por las gestiones que propiciaron el acercamiento de las lanchas y que revitalizaron al sector, dijo que “los barcos no han podido salir por el tema del clima. Todas las noticias que han sacado son falsas, cuando vuelva a estar en condiciones el tiempo los barcos van a poder seguir haciendo la ‘operación’ de la anchoíta. La anchoíta no se terminó” sentenció el trabajador.

 

Foto, Audio y Video