COMPARTIR

Existen múltiples razones por las que comer alimentos en su época adecuada y cultivados localmente es sumamente beneficioso. En Necochea, “Frescura Natural” comercializa económicos bolsones con verduras y hortalizas cosechadas en el distrito, generando un circuito de economía social y promocionando este tipo de consumo.

frescura-natural-viernes-4-11

 

Las frutas y verduras de estación son productos que nos ofrece la tierra según la época del año y el territorio, y que no han sido forzados a madurar o traídos desde lejos para poder consumirlos fuera de su temporada natural.

En la actualidad, los avances de la tecnología nos permiten tener la mayoría de los productos al alcance de nuestra mano en cualquier momento, pero sucede que, cuando elegimos comer cultivos de invernaderos, sus cualidades nutricionales, sabor, olor y textura no son los mismos.

En nuestro medio y gracias a “Frescura Natural”, un programa de economía social impulsado por el municipio a través de la Subsecretaría de Producción, un grupo de horticultores del núcleo periurbano de Necochea y Quequén comercializan todas las semanas, en distintas instituciones sin fines de lucro locales y de forma directa al consumidor, bolsones con productos de estación y cosechados en el día, garantizando así su valor nutritivo y un precio justo.

El próximo expendio de los paquetes, bajo la modalidad de preventa, se desarrollará el viernes 4 en la Biblioteca Popular Sarmiento, en su sede de Avenida 59 al 439, debiendo los interesados reservar su oferta comunicándose a los teléfonos (02262) 42-0075 o 15-651673.

Con un valor de venta al público de ciento veinticinco pesos ($125), esta serie de bolsones estarán compuestos por atados de acelga, corte, perejil, cebolla de verdeo, espinaca, rabanito, rúcula y puerro; habas y limones por medio kilogramo; una planta de lechuga y un paquete de hierbas aromáticas.

 

Los beneficios de consumir ‘estación’

En un mundo cada vez más urbanizado se ha incrementado el acceso a frutas y verduras de importación y que están fuera de temporada en nuestra región. Sin embargo, existen varias razones por las que comer alimentos de estación y cultivados localmente es beneficioso:

  • Ayuda a reducir la energía y las emisiones de CO2 que se necesitan para su conservación y transporte.
  • Se han recogido en su punto óptimo de maduración y, por consiguiente, tienen mayor valor nutritivo y mantienen intactas sus propiedades, disfrutándose verdaderamente de su aroma, sabor y textura.
  • Su consumo aporta al mantenimiento de la economía local.
  • Es una forma de conectar con el ciclo natural de las estaciones.
  • Las condiciones climáticas adecuadas para cada variedad permiten el aporte de distintas vitaminas, que tienen que ver con la variedad de sus colores y el empuje de crecimiento con la que las beneficia la tierra.
  • Suelen ser los más económicos. Al respetar su ciclo de reproducción, aumentan su disponibilidad en el mercado.
  • Pueden convertirse en una dieta más variada y nutritiva, y con un sabor más destacado.

 

Foto y Placa