COMPARTIR

Las Dirección de Espacios Públicos trabajó en diversos puntos de Necochea quitando árboles y ramas caídos que podían presentar algún riesgo para la circulación vehicular y peatonal. En Quequén, en conjunto con la Delegación y Defensa Civil, además de algunos ejemplares se retiraron postes y carteles que fueron abatidos por los fuertes vientos.

Intensos fueron los trabajos que realizaron distintas áreas del municipio intentando paliar los efectos del fuerte temporal que sacudió al Distrito en la madrugada de este jueves 19, pero que comenzaron a producirse ya con las intensas ráfagas de viento que soplaron durante la tarde noche de ayer.

Cuadrillas de la Dirección de Espacios Públicos se abocaron a retirar esta mañana, desde bien temprano, algunos árboles que cedieron ante las desfavorables condiciones climáticas.

Este fue el caso de un ejemplar caído en la calle 8 entre 85 y 87, en plena Villa Balnearia, que cortaba la calle y no dejaba avanzar a los rodados. También en el Parque Miguel Lillo se realizaron similares tareas, en las zonas aledañas al Complejo Casino y en la calle Las Areniscas.

En Quequén, en conjunto con la Delegación de la localidad, además de algunas especies arrumbadas, en especial una que se encontró sobre la calle 554 y la intersección con Almirante Brown, también se retiraron postes y carteles que fueron abatidos por los fuertes vientos, accionar en el que participaron las áreas de Defensa Civil, Corralón y Tránsito.

 

Foto 1, Foto 2 y Foto 3