21.8 C
Necochea, Argentina
lunes, diciembre 10, 2018

IGLESIA NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

IGLESIA

Parroquia Nuestra Señora de Carmen Patrona de Necochea

La Fundación de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen fue el 4 de Septiembre del 1883 “en el principio fue una capilla levantada en una pequeña parcela de tierra, que se reservó en las primeras mensuras dentro de las 256 manzanas que, juntamente con las 235 quintas y 164 chacras, constituían en ese entonces el ejido del pueblo de Necochea”.
De acuerdo a la crónica, “la capilla fue construida a pedido de tantos nuevos vecinos que afluían de la campaña y otros puntos para afincarse en su promisoria ‘xinconada’ del Quequén; y fue unánime el deseo de que se concretara tan noble aspiración”.
Los vecinos donaron los elementos para construir el primer templo. El edificio tenía ocho metros de frente por 25 de fondo.
Poco después se decidió construir un edificio acorde a la importancia que iba adquiriendo la ciudad.
El mentor de aquella obra fue el sacerdote italiano Pascual Quercia, que se había hecho cargo de la parroquia en 1894.

La edificación del nuevo templo comenzó el 6 de julio de 1897, año en que el presbítero Antonio Bernardi tomó posesión de la parroquia.
La señora Margarita V. de Pieres costeó el contrapiso del nuevo templo. También colaboraron en la construcción la Municipalidad, Eduardo Pieres, Alberto Nazarre, doña Baudilla Facio de Vázquez, Amadeo Muñoz, Federico Trelles y Cayetano Domaica. Otros aportaron dinero y otros elementos.
En tanto, el gobierno abonó el flete del nuevo altar mayor desde la Estación Constitución hasta Necochea.
Precisamente el párroco Bernardi inauguró el altar mayor del nuevo templo en 1889 y la primitiva casa parroquia.
Sin embargo, se debió aguardar hasta 1904 para que el sueño impulsado por el cura Quercia se hiciera realidad. En aquel año se inauguró finalmente el nuevo templo. Entonces se encontraba al frente de la iglesia local el sacerdote José R. Pando, quien impulsó la construcción de una nueva casa parroquial.

Álvarez, Manuel.     1883-1886

Cardinale, José A.  1886-1889

Otero Echarri, E.      1889-1890

Blanco, Generoso.  1890-1894

Qüercia, Pascual.   1894-1897

Bernardi, Antonio.   1897-1901

Pando, José R.        1901-1908

Gimeno, Jorge.                  1908-1909

Romano, Francisco.           1909-1913

Sastre, Antonio Maria.       1913-1935

Pacella, Donato A.            1935

Los restos de Antonio Maria Sastre se encuentran  sepultados en la Capilla del Cementerio Municipal.

Al Ilustrísimo Sr. Arzobispo de Buenos Aires

Excmo. Sr.:

Necochea, Diciembre (…) de 1882

La Municipalidad y vecindario de este Partido me han comisionado para dirigirme a VS. Ilma., con el objeto siguiente: El pueblo de Necochea, cuya creciente y rápida prosperidad lo hará figurar dentro de breve tiempo en primera línea, cuenta hoy dentro de su radio, con más de trescientas casas de material ocupadas por más de mil personas que carecen de toda asistencia religiosa, porque el Curato más próximo, el de Juárez, dista treinta y cinco leguas.

La importancia de este pueblo y su situación en el centro de tres Partidos, los más ricos de la provincia —Necochea, Lobería y Tres Arroyos— que tampoco tienen párroco ni ningún otro pastor, hace indispensable que se le erija en Curato para poder desde allí atenderse, en cuanto es posible, las necesidades espirituales de los Partidos limítrofes.

El habitante de nuestra campaña, aunque ignorante, es eminentemente religioso y las prácticas del culto católico que él profesa, contribuyen poderosamente a neutralizar la influencia perniciosa de sus propias pasiones y del medio en que desarrolla su actividad.

Estas poderosas razones y el celo que VS. Ilma. despliega por el bien de sus feligreses, me hacen esperar, con fundamento, que esta solicitud será acogida benévolamente y que VS. I., accediendo a los ardientes deseos de este Partido, se dignará comisionar un sacerdote que administrarse los Sacramentos de la Iglesia en este Pueblo, hasta tanto se le provea de Párroco propio.

 

Angel I. Murga

Necochea, Diciembre, 1882

SS. y R. Sr. Obispo. Don Federico Aneiros Excmo. Sr.:

Habiéndose tomado en consideración el despacho de esa Secretaría y contando a lo resuelto por el I. Sr. Arzobispo, he sido autorizado por la Municipalidad que presido para comunicar lo siguiente: Que acepta esta Corporación el dictamen y que  teniendo local para instalar la capilla provisoria, interesa se concluya la que se rige bajo la advocación de N. S. del Carmen. Esta Municipalidad sólo espera tener aviso para dejar todo pronto para el momento que llegue el sacerdote. La casa para que viva el Capellán provisoriamente está lista y tiene las condiciones de aseo y comodidades requeridas y en cuanto a la subvención mensual puede contar con la de mil quinientos pesos m/n.

La Municipalidad, I. Sr., está interesada en conseguir a la mayor brevedad posible tener aquí al Sacerdote, porque su presencia es una necesidad sentida y una a la vez un estímulo para decidir al vecindario a que contribuya con más gusto a concluir la obra que sí ha dado  principio.

Aparte de las razones predichas, existen otras de orden social y es notorio que los pueblos que se levantan sin tener por base la Religiosa  no son (…)

Existen muchos niños sin recibir el bautismo y un número considerable de familias que carecen del consuelo y dirección de un sacerdote.

Por  todo lo expuesto ruego a SS. I. y R. se sirva [atender]  a lo solicitado a la mayor brevedad posible.

Dios Gde. a  SS.

Angel I. Murga

Al Ministro de Gobierno de la Provincia

A Faustino Jorge

Necochea, octubre 25 de 1883

Tengo la satisfacción de comunicarle que el día 5 del corriente se inauguró oficialmente la capilla  y cementerio de esta localidad en presencia de las autoridades y vecinos de este partido y limítrofe, que se invitaron especialmente.

Tuve el honor de representar en esta ceremonia al gobernador que fue el padrino nombrado. Séame permitido en esta ocasión presentar al Superior Gobierno el agradecimiento de este vecindario por la promulgación de la ley que manda construir un puente sobre el caudaloso Río Quequén Grande, llenando así una imperiosa necesidad y procurando ventajas inmensas a los partidos que este río separa.

Este vecindario espera que el P. E., que tanto ha hecho por el progreso de la campaña, se apresurará a llevar a cabo con toda actividad una obra que tanto beneficio reporta.

Ángel I. Murga

Sobre construcción del templo (ampliación y finalización de la torre principal)

Al Señor Constructor Don José Pucciarelli Pte.

Distinguido Señor:

Necochea, Mayo 23 de 1906

 

En la reunión que la Comisión Pro Templo celebró el 21 del corriente, el Señor Cura Vicario de la localidad hizo presente a sus miembros la buena voluntad que a Ud. le animaba para prestar desinteresadamente el valioso concurso de sus conocimientos profesionales en la dirección de las obras a efectuarse en nuestro Templo Parroquial, conjuntamente con el Señor Ingeniero Don Enrique Campolietti.

Dicha Comisión, al agradecer a Ud. su valioso concurso, se permite adjuntarle el presupuesto que ha aceptado, por considerarlo más ventajoso, rogándole quiera dignarse ilustrarla con su dictamen.

Saluda a Ud. atte.

Adolfo Trelles

Secretario

Fdo. :(ilegible) Vicepresidente

 

En algunas crónicas figura “Adolfo Trilles” en documentos posteriores  y en Censos de Extranjeros figura Adolfo Trelles,  y así lo consignamos.

Reclamos Necochea