COMPARTIR
Habida cuenta de la proximidad de la época de ‘bajadas’, Control Urbano hizo una nueva verificación en el Club Rivadavia y ante el incumplimiento de requisitos, el titular de dicha área, Maximiliano Bottiglieri, confirmó una nueva clausura.
El director de Control Urbano, Maximiliano Bottiglieri, recorrió las instalaciones del Club Rivadavia luego de las reuniones que mantuvo con los padres, alumnos y el empresario Omar Yunes con el fin de realizar “una verificación ocular”.
Al arribar a la sede del club, Bottiglieri constató que “había dos inspectores, vimos la falta que se estaba cometiendo porque había actividad en el lugar, por lo que se dictó la infracción y se hizo una nueva clausura”.
Asimismo, indicó que en la recorrida por las instalaciones “lo que llamo mucho la atención es el estado de la salida de emergencia, ya que no cuenta con las luces necesarias ni con la distancia debida entre escalón y escalón, además de alguna baranda que está floja y es dudoso su estado para ser una salida de emergencia”.
En tal sentido, y con el fin de llevar tranquilidad, manifestó que en las próximas horas “pediremos información a Bomberos para ver si pueden ir a verificar nuevamente”.
Por otra parte, el director de Control Urbano, se mostró preocupado por los tramites que debía realizar el empresario ya que “hasta el día de la fecha no se cumplieron con los requisitos”, incluso agregó que lo aportado “está confirmado que la documentación ingresada por AFIP estaba adulterada”.
Ante esto último, Bottiglieri resaltó que “nosotros vamos a constatar que el resto de la documentación de los distintos organismos no tenga la misma razón de ser que la de AFIP, porque viendo esto y sumado al tema de la salida de emergencia, la verdad es que ahora es para desconfiar, no así de las instituciones que emitieron el certificado, pero sí de la veracidad de la documentación anexada al expediente”, cerró.
Se adjunta AUDIO, VIDEO y FOTO