COMPARTIR

La cuarta y definitiva clase se dictó esta mañana en el Salón de Actos, dejando un más que satisfactorio resultado para la organización. “Este fue el curso más numeroso de los 18 que se han dictado”, afirmó el subsecretario Leonardo Ruggiero.

Ante un gran marco de público, se dictó esta mañana la última clase de la décima octava edición del Curso de Manipulación de Alimentos, que organizan en forma conjunta para el municipio de Necochea la Subsecretaría de Producción y la Dirección de Bromatología e Higiene.

Luego de brindar las palabras de despedida y transmitir a los presentes el saludo  del intendente Facundo López, el titular del área organizadora, Leonardo Ruggiero, afirmó: “estamos muy contentos porque fue el curso más numeroso de los 18”; y destacó que “se ha completado tal cual inició, no hemos tenido deserción, que eso es una particularidad a resaltar”.

Durante el desarrollo de esta última parte del ciclo en el Salón de Actos de la comuna, los asistentes pudieron conocer conceptos sobre las buenas prácticas de manufactura, llevándose consejos para el manejo integral de plagas y los métodos de limpieza y desinfección, entre otras cuestiones de importancia a la hora de manejar con cuidado los alimentos.

“Esto no solamente es importante para aquel que va a tener un emprendimiento o va a trabajar en algún lugar destinado a la manipulación si no que sirve para la comunidad. Es bueno porque algunos han venido al curso solamente para estar informados, por lo cual vamos a tener una comunidad cada vez más sana en este sentido, y este es un poco el objetivo de la Subsecretaría de Producción”, contó al respecto el funcionario.

Finalmente, Ruggiero se tomó un tiempo para agradecer al equipo que lo acompaña en su área, “por un trabajo fantástico en la convocatoria”; y a la Dirección de Bromatología e Higiene, representada en el capacitador José Luis Orofino, “quien siempre tiene la gentileza de venir a dictar el curso”.

Devolviendo la gratitud, el disertante del ciclo explicó que “hace 6 años que estamos con estos cursos y el trabajo mancomunado hace que esta edición haya sido totalmente un éxito”.

Al respecto, Orofino destacó que “esto, en definitiva, es un servicio más al vecino ya que se dicta de manera totalmente gratuita”, y agregó sobre la convocatoria: “no hay límite de edad, tengo gente muy mayor que viene a escuchar por el simple tema de capacitarse y eso es lo que a uno lo pone contento. Estoy orgulloso con todo esto”.

Sobre la continuidad del ciclo, el subdirector de Bromatología e Higiene dejó abiertas las puertas para una nueva edición el año entrante. “Hay gente que quiere capacitarse, seguramente vamos a hacer otro para que tengan en su currículum este certificado”, aseveró.

 

Foto 1, Foto 2, Foto 3, Audio y Video