COMPARTIR

Las rúbricas tuvieron lugar en el despacho comunal y ante la presencia del intendente Dr. Facundo López. “Son para los pacientes externados: uno es para fabricación de cesterías y productos con papel reciclado y otro para cultivo de la tierra en la parte de la granja del hospital”, aseveró la coordinadora de la Oficina de Empleo municipal, Romina Casal. Los 16 beneficiarios recibirán, desde el Ministerio de Trabajo de Nación, 3600 pesos cada uno durante ocho meses

En el despacho comunal, con la presencia del intendente Dr. Facundo López y en el marco del programa Entrenamiento para el Trabajo promovido desde Nación, se firmaron dos convenios con el Hospital Neuropsiquiátrico Domingo Taraborelli, a través de los cuales los pacientes que están externados y realizan diferentes manufacturas, comenzarán a cobrar por hacerlo durante un tiempo.

Al respecto, y luego del cónclave, la coordinadora de la Oficina de Empleo municipal, Romina Casal, señaló que “los dos convenios son para los pacientes externados: uno es para fabricación de cesterías y productos con papel reciclado y otro para cultivo de la tierra en la parte de la granja del hospital que está ubicada en Av. 75 y 106”.

“Van a ingresar 16 personas a este entrenamiento para el trabajo”, aseguro Casal, al tiempo que añadió que “cobrarán 3600 pesos por mes durante ocho meses, lo que será un pequeño incentivo para continuar trabajando”.

A su turno, la directora asociada de la institución, Silvia Hollmann, manifestó que “esto para nosotros es importantísimo porque el plan tiene que ver con el entrenamiento laboral, y nosotros contamos con varios emprendimientos productivos, con el objetivo de incorporar cada vez más gente”.

Para cerrar, explicó que “probablemente sea el primer paso para que luego de los ocho meses, el beneficiario aprenda y pueda continuar trabajando con nosotros”.

Por último, la terapista ocupacional y  jefa de los dispositivos de externación del Taraborelli, Lic. Laura Curien, reconoció que “es la primera oportunidad que tenemos para que ellos puedan cobrar un dinero por este trabajo” ya que  “los cobros eran mínimos en función de lo que vendían”.

Y cerró: “queremos promover externación de calidad y en este caso desde los dispositivos laborales, con un equipo atrás que acompaña con mucho entusiasmo”.

Se adjuntan audio, foto 1, foto 2 y video