COMPARTIR

A 37 años de la Gesta de Malvinas, y en un contexto de emoción profunda en el acto en Quequén, el jefe comunal reivindicó a los Veteranos de Guerra, y al otorgarles oficialmente un inmueble desde el Estado municipal aseguró que “era un compromiso que teníamos asumido”.

Una jornada sumamente patriótica se vivió en el Monumento de Malvinas en Quequén, donde la comunidad realizó el homenaje debido a los Veteranos de Guerra y Caídos a 37 años de la Gesta. El acto fue presidido por el intendente Facundo López, quien realzó el legado de los Veteranos e hizo entrega en comodato de un inmueble para lo que será la sede local de los excombatientes locales, en inmediaciones del Parque Miguel Lillo.

“Es imposible no emocionarse en un día como este, lo único que tengo es palabras de agradecimiento”, señaló el jefe comunal, y habló también de “memoria y honor a aquellos que quedaron en nuestros mares y a los que volvieron y fueron tratados en forma indiferente, pero es un orgullo tenerlos a ustedes acá, frente a todos los vecinos, sabiendo que encontraron y tienen su lugar en el mundo”.

En tal sentido, es que López expresó que “durante estos cuatro años he tratado de mantener mi palabra y una de las deudas pendientes que tenía con ustedes era poder concederles, desde el Estado Municipal, una sede para su lugar de reuniones cotidianas. Por ello a través de este acto aprovecho para darles las llaves del lugar que el Estado municipal les cederá para que tengan los Veteranos de Malvinas. Era un compromiso que teníamos asumido, ojala sea un orgullo para todos y que lo disfruten los Veteranos”, anheló el intendente, quien al instante le otorgó las llaves del bungaló N° 2, ubicado en la calle interna del Parque Miguel Lillo, al presidente de la Asociación Civil Veteranos de Guerra de Malvinas de Necochea, Víctor Mutoni.

Asimismo, López se expresó orgulloso por “esta gente que peleó por el país y se bancó la vuelta con entereza, saltó los obstáculos que les planteó la vida y pudo formar una familia y continuar hacia delante”.

Previo a las palabras del intendente, se dirigió al público uno de los integrantes del Centro de Veteranos local, Antonio Bonina, quien afirmó que “pasaron 37 años de aquel 2 de abril, pero para nosotros esto pasó ayer. La Guerra de Malvinas es una historia probada de aventuras personales, errores políticos, ignorancia diplomática e improvisación militar. Sin embargo, la sumatoria de horrores no logran empañar la entrega y el valor de quienes dieron sus vidas defendiendo nuestras tierras”.

Enfatizó incluso que “hoy no es un día para hablar sobre si las decisiones tomadas fueron buenas o malas, hoy es un día para honrar a los Veteranos. La batalla ya pasó, hoy estos hombres buscan dejar una huella en la sociedad, se dedican a colaborar en todo lo que puedan  y son muy importantes las charlas en los establecimientos educativos, porque es necesario cultivar en las nuevas generaciones el conocimiento sobre nuestros derechos y un sentimiento de pertenencia y respeto hacia un pasado que forma parte de nuestro presente”.

Antes de las alocuciones, el emotivo acto, que fue acompañado por vecinos e instituciones varias, contó con banderas de ceremonia; el Himno Nacional Argentino, interpretado por la Escuela Provincial de Artes “Orillas del Quequén”; la Marcha de Malvinas, entonada por la Banda Municipal de música; numerosas ofrendas florales y la bendición por parte de los credos católicos y evangélicos.

Se adjunta VIDEO, AUDIO, FOTO 1, FOTO 2, FOTO 3, FOTO 4