COMPARTIR

En el marco del programa que impulsa el área de Participación Ciudadana del municipio, esta semana se realizó una reunión en la que se terminaron de definir, junto a los delegados barriales, los proyectos votados por los vecinos que serán ejecutadas con fondos municipales a lo largo del año en curso.

Con una expectativa muy marcada en la cara de quienes trabajaron en su proceso y signos de satisfacción por parte de los funcionarios a cargo del área de Participación Ciudadana, esta semana se realizó una reunión con los delegados barriales para terminar de definir los casi 30 proyectos elegidos por los propios vecinos que serán ejecutados con fondos municipales a lo largo del año en curso.

Tras poco más de quince años de espera, los barrios de Necochea y Quequén podrán ver en primera persona y en los próximos meses cómo se van cristalizando cada uno de los proyectos elegidos para transformar su realidad.

Así lo hicieron notar el titular del Programa de Participación Ciudadana, Marcelo Ansean, y el coordinador del Presupuesto Participativo que funciona bajo su órbita, Walter Barrientos, cuando revelaron en una presentación multimedia y en un salón colmado cuáles eran los proyectos por fin seleccionados.

Con financiamiento erogado única y directamente por la comuna, las obras vendrán a cubrir necesidades básicas de los vecinos y potenciarán el desarrollo de cada zona, beneficiando indirectamente a más de 6 mil habitantes.

Los trabajos que comenzarán a hacerse realidad en muy poco tiempo comprenden un gran abanico de servicios. En detalle, en Necochea se ejecutarán 21 proyectos, mientras que en Quequén serán seis las acciones a efectuarse.

Los tres millones de pesos dispuestos para esta edición serán utilizados para construir 200 nuevos metros de cloacas en el Barrio 20 de Septiembre; tres refugios para aguardar el transporte público en Barrio Oeste; una obra integral sanitaria que permitirá el acceso a cloacas y agua corriente en un sector del Barrio Los Malvones; y un nuevo espacio recreativo para el Barrio 9 de Julio, donde además se instalarán dos nuevos refugios para esperar el colectivo.

Donde también se llevarán este tipo de garitas será al Barrio Municipal; mientras que parte del dinero se destinará a la consecución de materiales para avanzar en la construcción del Sum del Barrio San Martín, En el Barrio Sudoeste se colocarán  tres reductores de velocidad y nueva señalización de tránsito, además de recuperarse la plaza de Avenida 58.

En el Barrio Sur será utilizado para llevar más iluminación e instalar cartelería señalética; en el Barrio Norte se reacondicionará la Plaza de Las Carretas, se colocarán nuevos refugios y se recuperará un espacio público en el corazón de la zona.

Para brindar mayor seguridad a los vecinos, el presupuesto se asignará a la colocación de nuevas luminarias en las villas del Deportista, Zabala y La Florida, donde también se trabajará en un nuevo espacio de recreación en la plaza.

Una rampa de acceso para personas con discapacidad y el arreglo de calles fue lo más votado en el Barrio Puerto, cuyos habitantes verán cómo se pone en marcha una obre que reclaman desde hace décadas.

En Quequén, la obras elegidas en su mayoría remitieron a la llegada de los servicios básicos. Se harán cloacas en los barrios Puente Colgante, Estación y Bahía de los Vientos; y ampliaciones de agua corriente en Fomento y en una zona compartida por los barrios Estación Quequén y Puente Colgante. También se instalarán refugios en la Avenida 519 entre 502 y 542, con ubicaciones a definir.

Así se empezarán a cumplir las obras votadas por los propios vecinos en la edición 2018 del Presupuesto Participativo, un programa que fue promocionado muchos años pero que recién cobrara vida con la gestión de Gobierno del Intendente Facundo López, y que pretende seguir creciendo en cuanto a participación y financiamiento con el correr de los años, para dotar a los ciudadanos de una herramienta muy interesante y que puede ayudar a cambiarles la vida.

 

Foto 1 y Foto 2