COMPARTIR

Estuvo acompañado por el Secretario de Gobierno y el Subsecretario de Inversión y Desarrollo Productivo. “Poner pausa a lo que veníamos haciendo fue en resguardo de todas las actividades”, aseguró el Jefe comunal.

Casi una treintena de comerciantes y emprendedores locales del rubro gastronómico, que han visto detenida su actividad desde comenzada la etapa de Aislamiento Social Obligatorio en todo el país, se entrevistaron este mediodía con el intendente Arturo Rojas con el objetivo de acercarle distintas inquietudes.

Durante el encuentro, que se produjo en el Salón de Actos de la comuna, la máxima autoridad municipal les manifestó su deseo de que vuelvan a abrir sus puertas, con lo protocolos correspondientes, aunque aclaró que es potestad de la Provincia autorizarlos definitivamente.

Al respecto, explicó que “veníamos en fase 4, de a poco avanzando en diferentes actividades, incluso delante de muchos municipios vecinos”. Conocido el brote de coronavirus que afectó a la ciudad, que “no sabíamos hasta donde se había expandido y con grupos de riesgo con posibilidades de contagio”, se tomó la decisión de “poner pausa a lo que veníamos haciendo”.

Esa medida fue adoptada “en resguardo de todas las actividades”, según palabras del mandatario, “porque si no alcanzamos a contener el brote corríamos el riesgo de pasar a lo que se llama fase de Conglomerado, que se produce cuando hay brote de circulación comunitario y ya no hay posibilidad de habilitar otras actividades que no sean las esenciales”.

Dando por finalizada la reunión, en la que estuvo acompañado por el secretario de Gobierno, Jorge Martínez, y el subsecretario de Inversión y Desarrollo Productivo, Matías Sierra, el Intendente reveló que, tras una conferencia virtual que se producirá esta tarde con el gobernador Axel Kicillof, existen probabilidades de que, a partir de mañana (jueves), “retomemos los mismos protocolos que teníamos el día viernes anterior al brote y, posiblemente, se agreguen algunas otras actividades”.

 

Foto1, Foto2 y Foto3