COMPARTIR

Fueron elegidas en asamblea el pasado miércoles 12, luego de que la lista que las enfrentaba fuera rechazada por presentar avales fraudulentos. “Vinimos a agradecer el apoyo al Intendente, a ponernos a disposición. Y eso fue recíproco”, contó finalizado el encuentro Marisol Birgé, flamante presidenta de la institución.

 

Finalmente, y después de 90 días de una intervención ordenada por la Dirección Provincial de Personas de Jurídicas, el Club Atlético Rivadavia designó sus nuevas autoridades en una asamblea realizada el pasado miércoles 12 del corriente mes.

Por ello, el intendente Facundo López quiso recibir en su despacho a los nuevos dirigentes, quienes intentarán remontar la situación de un club icónico para nuestro Distrito y en el que no solo se desarrollan actividades vinculadas al deporte si no que se ha convertido en sede de diversas manifestaciones culturales y sociales a lo largo de los años.

Finalizado el encuentro y en el hall  del Palacio Municipal, Marisol Birgé, la flamante presidenta de la institución decana, explicó sobre la entrevista con el Jefe comunal y Mauro Velázquez, director de Servicios Municipales, que “vinimos a agradecerle el apoyo, a ponernos a disposición. Y eso fue recíproco”.

“Nos espera un camino complicado y hay muchas cosas por delante en las que seguramente necesitemos el apoyo del municipio”, manifestó la joven titular del club; quien además especificó que “asumimos el mismo día de la Asamblea, el interventor nos lo confirmó y ya estamos en funciones. Hoy tenemos la primera reunión de Comisión oficial”, afirmó con entusiasmo.

Por su parte, el nuevo vicepresidente de Rivadavia, Oscar Díaz, explicó sobre la situación que vive la entidad que “todavía estamos en proceso de reconocimiento del club. En general, hay que empezar a mover las estructuras, no solo edilicias sino socios, comisiones y gente que trabaja alrededor del club”.

Y aclaró sobre el arduo trabajo que se viene: “tenemos que empezar a tratar tema por tema, porque pasaron años en que ni se presentaban los balances y casi perdemos la personería jurídica. Nos va a llevar tiempo tomar conocimiento profundo de la actual situación del club”.

En cuanto a la historia y la grandeza de la institución, Díaz contó con nostalgia que “el club fue orgullo de la Provincia de Buenos Aires, venían dirigentes de otros clubes y se sorprendían de las instalaciones que tenía en una ciudad relativamente pequeña”; y se sinceró al respecto: “pasaron muchos años en los que el club no se ha mantenido como debía y, como dijo uno de los socios en la reunión con el Intendente (Facundo López), se hace muy difícil no solo por los que hicieron mal sino por los que no hicimos nada, quienes también nos tenemos que poner en el sillón de los acusados”.

También habló Nicolás Mazzucchelli, elegido como tesorero del club. “La idea es ir sumando más socios, con este conflicto mucha gente se alejó, entonces la idea es recuperarlos”.

“Mucha gente que quiere aportar no lo hacía por el momento que estaba viviendo el club. Rivadavia es muy grande, un ícono de la ciudad, entonces trataremos de ir mejorando para que vuelva  ser lo que era”, afirmó una de las nuevas autoridades decanas.

 

Foto 1, Foto 2, Foto 3, Foto 4 y Audio