COMPARTIR

Un cielo despejado con neblina y un aire fresco pintan la mañana del viernes necochense, un día que tendrá una temperatura máxima de 23º y vientos que irán en direcciones variables.

Por la mañana, las brisas serán leves del sector sur, rotando al este y aumentando a moderados, mientras que por la tarde la nubosidad irá en aumento y los vientos podrían ser regulares del noreste, con ráfagas.

Respecto del pronóstico extendido para el fin de semana largo por Año Nuevo,  el Servicio Meteorológico Nacional anuncia tiempo inestable con probables precipitaciones y 29º para mañana sábado, una mejoría con descenso de temperatura (22º la máxima) para el domingo y un lunes de cielo algo nublado y calor, con 30º de sensación térmica.