COMPARTIR

La dirección de Obras Sanitarias trabajó a destajo para subsanar pérdidas detectadas en tuberías que conducen un importante caudal hacia la Villa Balnearia y a los barrios linderos al 9 de Julio.

Son incesantes las tareas de la Dirección de Obras Sanitarias para que las redes de agua corriente y cloacas funcionen con normalidad. Comenzada esta semana, las cuadrillas estuvieron dedicadas íntegramente a la reparación de algunas pérdidas detectadas en dos caños maestros de gran importancia para el suministro del vital líquido a los barrios lindantes al 9 de Julio y la Villa Balnearia.

Los operarios del área realizaron dos arreglos en la intersección de avenidas 2 y 79, en un caño de asbesto cemento de 200 mm de diámetro, en distintas jornadas y debido a una nueva rotura que se produjo a poca distancia del primer ajuste.

“Alertados de una pérdida, hicimos una reparación en el caño maestro de 2 y 79. A los días, se abrió una nueva fisura a dos metros del lugar arreglado y tuvimos que intervenir nuevamente”, explicó al respecto el ingeniero Leonardo Gaitán, titular del área municipal.

Además, los equipos de la Dirección también fueron abocados a la reparación de otro caño maestro, esta vez de 15 centímetros de diámetro, en Avenida 98 y calle 81. La tubería había sufrido un desperfecto que fue subsanado rápidamente para no afectar el normal suministro de la red en los barrios lindantes.

 

Foto 1, Foto 2 y Foto 3